Baja la presión en torno a Irán

Potencias intentan una solución diplomática al conflicto

TEHERAN, Irán (AP) – Las gestiones para hallar una solución diplomática en torno al polémico programa nuclear iraní recibieron aparentemente un impulso el martes, cuando las potencias mundiales acordaron una nueva ronda de conversaciones con Teherán, que a su vez dio permiso a los inspectores para que visiten unas instalaciones donde se sospecha que se realiza trabajo atómico secreto.

Los dos hechos distendieron parcialmente la atmósfera de crisis en torno al programa nuclear de Irán, que fue el centro de las conversaciones entre el presidente Barack Obama y su huésped, el premier israelí Benjamin Netanyahu.

Obama dijo en conferencia de prensa que veía una “ventana de oportunidad” para recurrir a la diplomacia en lugar de la fuerza militar para resolver la disputa.

Dijo que quiere seguir aplicando las “sanciones asfixiantes” y la presión internacional para impedir que Teherán fabrique un arma nuclear. Los iraníes deben demostrar que realmente quieren resolver la crisis, dijo Obama. Añadió que su política no es de contención, sino impedir que Irán adquiera un arma nuclear.

Estados Unidos y sus aliados dicen que Irán sigue un camino que podría conducir a la fabricación de un arma nuclear. Irán dice que sólo quiere producir energía eléctrica y otros usos pacíficos.

En Bruselas, la comisionada de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, dijo que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y Alemania aceptaron una propuesta de reanudar conversaciones con Teherán sobre la cuestión nuclear.

Las conversaciones anteriores no produjeron el resultado que buscan las potencias: el cese de enriquecimiento de uranio en territorio iraní. La ronda anterior finalizó en enero de 2011 sin que se obtuviera ningún resultado.

La UE espera que Irán “entre ahora en un proceso sostenido de diálogo constructivo que permita un progreso real para resolver las preocupaciones de la comunidad internacional sobre su programa nuclear”, dijo Ashton.

La fecha y sede de las conversaciones internacionales todavía no se han decidido.

El titular de la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU , Yukiya Amano, dijo el lunes que la organización tiene “graves preocupaciones” de que Irán oculte instalaciones atómicas en el complejo militar Parchin al sureste de Teherán.