Robles, grata sorpresa del boxeo de Houston

El joven houstoniano ganó contra todo pronóstico los Guantes de Oro estatales y va por el título nacional.
Robles, grata sorpresa del boxeo de Houston
Alberto Robles con su anillo que lo acredita como campeón estatal de los Guantes de Oro en las 152 libras.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Nadie esperaba que Alberto Robles ganara los Guantes de Oro de boxeo a nivel local. Pero lo consiguió de forma sorpresiva, así que cuando llegó al torneo estatal ninguno de sus oponentes lo miró como una amenaza.

Los favoritos estaban esperando otros rivales, no a un desconocido, y eso terminó siendo el grave error de cada uno de los rivales de Robles. Cada uno terminó cayendo ante el houstoniano hasta que todos lo miraron coronado campeón estatal en la categoría abierta de 152 libras.

Robles, de 17 años, participó por primera vez en la competencia estatal de boxeo que se llevó a cabo en Fort Worth, Texas, del 28 de febrero al 3 de marzo. Allí sorprendió a boxeadores reconocidos como Michael Lane de Dallas, que era el gran favorito para quedarse con el campeonato.

“Cuando me dijeron que en mi primer pelea me iba a tocar enfrentarme al gran favorito del torneo [Michael Lane] me motivé mucho porque era mi oportunidad de mostrar mi capacidad y pelee con todo para ganarle”, dijo Robles en una entrevista con RUMBO.

Robles terminó venciendo a Lane de forma contundente, eliminándolo del torneo, y fue hasta entonces que se le comenzó a tomar en serio. Pero ya nadie lo pudo frenar y terminó quedándose con el título y el boleto para los campeonatos nacionales de los Guantes de Oro que se llevarán a cabo en Mesquite, Nevada, del 28 de abril al 5 de mayo.

Al estudiante de la preparatoria Furr le corre por las venas la sangre de boxeador. Cuando apenas tenía 5 años su padre le puso los guantes para que aprendiera a defenderse.

“Mi padre siempre tuvo el sueño de ser un boxeador pero cuando estaba en México no pudo seguir en el boxeo porque tenía que trabajar. Así que nos enseñó a nosotros y ahora quiero triunfar no solamente por mí sino para que él viva un poco su sueño”, explicó Robles.

El joven, que luego de un breve descanso regresará al Eastside Boxing Gym para comenzar su preparación rumbo a los campeonato nacionales, está confiado de que también va a dar el campanazo en Mesquite y que la nación conocerá su nombre.

“Es importante ganar los nacionales porque así ya se me va a mirar como uno de los futuros prospectos olímpicos”, comentó el pugilista.

Robles es una de las dos promesas olímpicas que tiene en su establo el entrenador Juan Moya. La otra es Eduardo García.

“Alberto [Robles] ha trabajado muy duro. Y aunque los resultados que ha conseguido recientemente pueden ser sorpresivos para muchos, para mí no porque yo miré su dedicación. Como Eduardo [García], son dos boxeadores que saben lo que quieren y están dispuestos a hacer los sacrificios para lograr sus metas”, explicó Moya.

Robles fue uno de los tres houstonianos que lograron ganar el campeonato estatal. Los otros dos que también irán en busca del campeonato nacional son Gregory Soileau, que ganó en las 178 libras, y Luis Santana en las 108 libras. Santana es producto de Ray’s Gym del barrio Northside, donde se hizo el medallista de plata en Sydney 2000, Ricardo Rocky Juárez. Y al igual que Rocky su entrenador es el legendario Ray Ontiveros.