Una gran iniciativa empresarial

La estrella de telenovelas Blanca Soto es conocida por sus inolvidables personajes, pero ¿sabías que es una mujer de negocios? Blanca nos cuenta qué fue lo que la atrajo al negocio de la belleza.
Una gran iniciativa empresarial
Foto: Courtesy LatinWe

Blanca Soto tiene un día muy ajetreado. Acaba de terminar de grabar escenas de su telenovela El Talismán en Univisión y ha recibido luz verde para tomarse un descanso a la hora de almuerzo y conversar con nosotros. En televisión, es Camila Nájera, la hija de una familia ranchera mexicana que se ha enamorado del hombre equivocado – Pedro Ibarra, el acaudalado ranchero que es casado y quien ella sospecha podría haber arruinado a su padre. Anteriormente, interpretó a la inolvidable Eva González de Eva Luna, otro gran éxito.

A sus admiradores les han gustado tanto sus personajes, que la actriz mexicana dice frecuentemente escucharlos llamarla por los nombres de sus personajes. “Todavía me llaman Eva, es asombroso”. Los televidentes ven su trabajo y se sienten conectados con sus personajes; eso es una bendición, dice. La gente la conoce y la admira, y eso le ha permitido poder crear conciencia sobre asuntos que significan mucho para ella.

Utiliza para bien ese impacto y profunda conexión con sus admiradores en sus proyectos con Heaven’s Brush, alianza que formó con una maquilladora y estilista de celebridades para traer al mercado brochas de maquillaje que han sido elaboradas sin crueldad hacia los animales. Soto conoció a la maquilladora de Hollywood, Peggy Hannaman-Jones, cuando trabajó en Los Ángeles. Hannaman-Jones le presentó sus productos a Soto y le explicó que la manera en que se producen las brochas con pelo de animal le causa gran sufrimiento al animal. Soto comenzó a sentir interés por las brochas, incluso probándolas personalmente. “Como actriz, utilizo maquillaje todo el día, y sé que la brocha que utilizo solo para ponerme el polvo puede afectar el mundo”, dice.

Estas brochas están hechas de fibras sintéticas y son tan o más suaves que las que utilizan pelo de animal, dice. Además, los mangos son reciclables y, como están hechas con fibras sintéticas, no absorben bacterias como el pelo natural.

Soto dice que piensa renovar la colección después que termine de grabar la novela. “Tenemos planes de diseñar más brochas y mejorar los productos aún más, pero es un proceso que lleva tiempo. Después [de las grabaciones] podré concentrarme más en esto y expandirlo a otros países”.

Los productos actualmente se venden en boutiques de los Estados Unidos y México, así como también en el sitio web de la compañía, pero el crecimiento internacional es una prioridad para Soto, no solo para expandir la compañía, sino también su mensaje. Llevamos una vida acelerada, dice, y es fácil no pensar en esas cosas.

“Sigo ayudando a crear conciencia”, dice. “Lo hago porque siento que tengo la responsabilidad de enseñarle a la gente que utilizamos cosas que son parte del ciclo de la vida, pero no tiene que ser así”.

¿Qué consejo les da a otras mujeres que estén pensando iniciar un nuevo proyecto de negocios o formar una alianza cuando ya tienen una carrera? Tener paciencia. Esto puede parecer contradictorio con la agitada índole del mundo de los negocios, pero Soto advierte que no es preciso apresurarse en ningún proyecto de negocios. “Tienes que mantener los ojos abiertos. También te tiene que encantar el negocio que vas a emprender”. Otro consejo es que sepas qué significa el triunfo para ti.

“No mido el triunfo por índices de audiencia ni premios. Mido el triunfo por cómo me siento, y me siento una mujer triunfadora”, dice. “Si logras tener una influencia positiva en la vida de la gente, eso es triunfar”.