Alumnos embellecen su centro educativo

Este plantel de estudios se ha asociado con una clínica de salud

Guía de Regalos

Alumnos embellecen su centro educativo
Thomas Lopez (izq.), de 16 años y Nohemi Flores, de 17, ayudan a pintar los letreros para el proyecto de su escuela.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

Jessica Figueroa llegó temprano a la escuela secundaria Roosevelt High School Academy of Medical and Health Sciences para ayudar a embellecer el local. Este centro de estudios se ha asociado con una clínica de salud para ayudar a estudiantes como ella a familiarizarse con esa profesión.

La joven de 17 años, que sueña con ser enfermera, trabajó en un mural en la pared de uno de los salones de clase. Jessica se encontraba entre los aproximadamente 200 estudiantes que acudieron para ayudar en 19 proyectos para mejorar la apariencia de la preparatoria.

“Esto está en el centro de nuestra escuela y simboliza nuestro enfoque”, dijo Figueroa, mientras pintaba en rojo alrededor de una línea de frecuencia cardiaca. “Es como el corazón de nuestra escuela”.La preparatoria también es una de las 22 escuelas en el programa Partnership for Los Angeles Schools que el alcalde Antonio Villaraigosa inició para mejorar el rendimiento de los alumnos.

Los proyectos fueron financiados por AltaMed Health Services, que ha servido a comunidades de bajos ingresos en el Sur de California por más de 40 años y empezó a ayudar a la preparatoria al principio de este año escolar. Desde entonces, los estudiantes han aprendido a alimentarse de manera saludable y adelantar sus carreras en medicina.

“Antes no queria ir a la escuela, pero los empleados de AltaMed me explicaron cómo podría ser mi carrera y quiero ser como ellos”, dijo Mimi Salcedo, de 17 años, mientras pintaba un mural dentro de una sala de clase. “Ahora, motivo a mis hermanos que le pongan las ganas, para que no se queden en las calles”.

Mientras que solo el 3% de los proveedores de servicios médicos en la nación y el Sur de California son latinos, 80% de los proveedores que trabajan para AltaMed son latinos y muchos de ellos sirven los barrios de Los Ángeles, según Martin Serrota, el jefe médico de la clínica.

“Hay falta de proveedores que sean de la minoría y que entiendan la cultura”, dijo Serrota. “La diversidad es importante, y estamos estimulando a los estudiantes aquí para que sigan una de las ramas de la profesión”.

La preparatoria, con 99% de latinos, tiene un índice de rendimiento académico (API) de 603 puntos el año pasado, y esta trabajando para llegar a 800 puntos que es lo que California tiene como objetivo, dijo Maura Cossin, directora de la escuela.

“Los empleados de AltaMed han dado clases para nuestros estudiantes y los han ayudado a pensar en lo que es saludable”, relató Cossin. “Además, no tenemos tantos empleados como antes y esto hace que los estudiantes se hagan responsables de mantener limpia su escuela”.

En el proyecto de jardín, Daniela Hernández, de 17 años, usaba una pala para sacar las hierbas muertas y poner nuevas plantas.

“No se veía bien antes, pero ahora se va a ver mejor con las nuevas plantas que ponemos”, señaló.

AltaMed trabajará con el Academy of Medical and Health Sciences por otros dos años.

“Alguna gente piensa que esta escuela no es buena”, dijo Figueroa. “Queremos enseñarles que es una escuela bonita, que no deben de creer en los rumores”.