Calderón inaugura centro anticrimen

Será la sede de la llamada División Científica de la Policía Federal

Guía de Regalos

MÉXICO, D. F. (EFE).— El Gobierno mexicano inauguró ayer en la capital un moderno centro de investigación científica de la Policía Federal (PF) que busca combatir el narcotráfico, el secuestro, la extorsión y el robo, entre otros delitos.

El edificio, ubicado en el oeste de la capital mexicana, será la sede de la llamada División Científica de la Policía Federal, cuya inversión fue de 700 millones de pesos (unos 55 millones de dólares) para su construcción y equipamiento, explicó durante la presentación el presidente mexicano, Felipe Calderón.

El laboratorio contará con un equipo de extracción de ADN para identificar a víctimas o criminales a través del análisis de colillas de cigarros, telas, fluidos corporales, cabellos, entre otros, indicó.

“Muy pocos países en el mundo cuentan con esta tecnología”, apuntó Calderón, quien confió en que un futuro México cuente con un banco de datos de ADN que facilite la investigación de los delitos.

Debido a la existencia de redes internacionales de criminales que se valen de avanzadas tecnologías para cometer ilícitos, como la suplantación de identidad, pornografía infantil o trata de personas, este nuevo centro ha sido equipado “con la más alta tecnología”, aseveró.

La comisionada general de la Policía Federal, Maribel Cervantes Guerrero, estará al frente del centro, en el que trabajarán unos 650 jóvenes investigadores.

Actualmente el Ejército y la Policía Federal encabezan la lucha contra el crimen organizado en México lanzada por Calderón en diciembre de 2006.

Según cifras oficiales, desde diciembre de 2006 hasta septiembre de 2011 más de 47,500 personas han perdido la vida en acciones atribuidas a las organizaciones criminales que luchan por el control del territorio para el trasiego de drogas, el secuestro y la trata de personas, entre otros delitos.