La ilusión alimenta a fans de Red Bulls

Guía de Regalos

La ilusión alimenta a fans de Red Bulls
El delantero francés Thierry Henry (d) durante un partido de los Red Bulls contra el FC Dallas en Frisco, Texas en octubre del 2011. El equipo neoyorquino eliminó a Dallas de los playoffs del año pasado.
Foto: AP ARCHIVO / Tony Gutierrez

El comienzo de una nueva etapa siempre hace soñar con que será mejor que la anterior. La gran interrogante es si ésto se puede aplicar a los Red Bulls de Nueva York.

Dieciséis años han pasado sin que la franquicia que representa a la metrópoli más importante de Estados Unidos -llamada y con razón ‘Capital del Mundo’ por su poder económico- haya podido ganar un título de peso.

Haber calificado a dos finales podría considerarse los logros más significativos del equipo: bajo la dirección del técnico colombiano Juan Carlos Osorio, los Red Bulls disputaron la Copa MLS en el 2008, cayendo 3-1 ante el Columbus Crew. Y en el 2003, como MetroStars perdió la final de la US Open Cup 1-0 ante el Chicago Fire.

Lo único consistente en los 16 años de la MLS -aunque resulta paradójico- ha sido la serie de cambios a todo nivel, desde el nombre del club, de propietarios de la franquicia, de directivos y ni se diga de jugadores.

Los MetroStars de NY/NJ fue uno de los 10 equipos con los que arrancó la liga en 1996, cambió a New York Red Bulls cuando la empresa fabricante de bebidas energéticas compró al equipo previo a la campaña 2006.

Talento no ha faltado. Jugadores extranjeros del calibre del italiano Roberto Donadoni, alemán Lothar Matthäus, el colombiano Adolfo ‘El Tren’ Valencia, el francés Youri Djorkaeff, el hondureño Amado Guevara, el goleador ‘cafetero’ Juan Pablo Angel, Thierry Henry, y el defensor mexicano Rafael Márquez, han vestido el uniforme del equipo.

Entre las estrellas estadounidenses que defendieron a la divisa se encuentran Tony Meola, Tabaré Ramos, Tim Howard, Alexi Lalas, Clint Mathis, Jozy Altidore, Michael Bradley, Claudio Reyna, Eddie Pope, entre otros.

Unos han dejado su huella, otros simplemente engordaron su cuenta de banco o aseguraron su retiro porque llegaron a Nueva York en el ocaso de su carrera, desgastados, vinieron a quemar los últimos cartuchos.

En la banca también la franquicia neoyorquina ha tenido entrenadores como Carlos Queiroz, Carlos Alberto Parreira, Bora Milutinovic, Bob Bradley, Mo Johnston y Bruce Arena.

Sin embargo, el éxito ha brillado por su ausencia.

Hoy inicia para Red Bulls de Nueva York una nueva temporada en Dallas, desde las 3:00 p.m. (Tv: NBC Sports).

Como todos los años, varios rostros nuevos vestirán la camiseta del club. Entre los nuevos aportes se encuentran tres jugadores colombianos: el defensor Wilman Conde y los delanteros José Angulo y Jhony Arteaga.

Parece que la dirigencia y el cuerpo técnico han decidido rejuvenecer al equipo. De los 25 jugadores que conforman la plantilla al inicio de la temporada, sólo cinco tienen 30 años o más, con el capitán Thierry Henry (34) y Márquez (33) como los más veteranos.

El delantero Juan Agudelo, con 19 años, es el más joven del grupo que entrena el sueco Hans Backe, quien demostró el año anterior que prefiere tener al seleccionado estadounidense en la banca.

Dos defensores completan el grupo de siete jugadores hispanos que integran el roster de Red Bulls para la apertura del presente campeonato: el costarricense Roy Miller y Jonathan Borrajo, nacido en Clifton, New Jersey, de descendencia española.

Sin Rafa Márquez ni su nueva adquisición, el colombiano Wilman Conde, los Red Bulls de Nueva York inician la decimoséptima temporada de la MLS visitando al FC Dallas.

Márquez -que se embolsilla nada más ni nada menos que $4.6 millones por temporada- purgará el segundo de tres partidos de suspensión que le impuso la liga al mexicano por causar el incidente al final de la derrota de su equipo ante el Galaxy de Los Angeles en los cuartos de final de la postemporada, al lanzar el balón a Landon Donovan.

Ese no fue el único incidente en el que se vio involucrado el mexicano, que llegó a los Red Bulls a mediados de la temporada 2010. Dos meses antes, el propio entrenador lo suspendió un juego por criticar públicamente a sus compañeros, específicamente a Tim Ream, (ahora en la Liga Premier), al decir que no estaban a su nivel

El ex defensor del Barcelona jugará su primer partido cuando los Red Bulls debuten en casa.

Mientras que el defensor cafetero se recupera de una lesión. El entrenador espera que estará listo para el segundo cotejo.

¿Será éste el año en que la franquicia neoyorquina de la MLS finalmente se consagre con un título?

¡No sólo de pan vive el hombre… también se alimenta de ilusiones!

nube.urgiles@eldiariony.com