Los líderes fallan

América no puede en Tijuana contra nueve y Morelia suma su segunda derrota en menos de una semana

Guía de Regalos

Los líderes fallan
Juan Pablo Santiago (21) y Diego Reyes pelean por alto el esférico en la cancha del Estadio Caliente en el juego de anoche en Tijuana.
Foto: NOTIMEX

TIJUANA, México.- Las Águilas tuvieron todo para llevarse los tres puntos ayer del Estadio Caliente, pero los Xolos se comportaron como unos perros para defender el punto que lograron con el empate 1-1 en su casa.

Pese a la expulsión del delantero José Sand al 7′, por un codazo en la cara de Osvaldo Vizcarrondo, el equipo de Tijuana se vio mejor que su rival en la mayor parte del primer período.

Fernando Arce y Egidio Arévalo tomaron el dominio del balón y pocas veces se los prestaron a los mediocampistas azulcremas, quienes se preocuparon más por la marca de los creativos locales que por generar juego ofensivo.

El partido se tornaba cada vez más intenso, por lo que el técnico Miguel Herrera optó por sustituir a Juan Carlos Medina, quien fue amonestado al 14′, y se salvó de la segunda minutos más tarde por una falta sobre Édgar Castillo.

América fue desesperándose al verse con un hombre más en el terreno de juego, pero ni Daniel Montenegro ni Christian Benítez pudieron superar al guardameta Cirilo Saucedo, que en par de ocasiones tuvo que emplearse a fondo para mantener el cero.

Al 35′, Arce hizo vibrar a la afición fronteriza con un tiro libre que estrelló en el travesaño, y en la última jugada del primer tiempo el “Gringo” Castillo puso la pelota a centímetros de la base del poste izquierdo de Moisés Muñoz.

Para el complemento, América encontró el gol al 62′ por conducto del canterano Raúl Jiménez, quien acompañó al “Chucho” en un contragolpe; el ecuatoriano le cedió el balón y el chamaco definió ante la salida de Saucedo.

Aún no terminaban de festejar los aficionados americanistas cuando llegó el empate de Tijuana: Arévalo se coló al área rival y remató de frente a Muñoz, quien le dejó el balón a merced a Duvier Riascos para que la tribuna explotara.

Las cosas se complicarían más para Xolos con la expulsión de Arévalo al 73′, pues cuando eso ocurrió, el América estaba volcado al frente para buscar la victoria.

América, por su parte, lo intentó todo, disparos de media distancia, descolgadas por las bandas, jugadas en corto en el área penal, contragolpes a velocidad, pero nada le dio resultado, y no pudieron domar a los canes de Tijuana.

Entre cervezas, carne asada y música de banda el ambiente previo al partido entre Xolos y América tomó forma y vida.

Muy al estilo de cómo se vive el futbol en Estados Unidos, los afortunados que lograron acceder al partido arribaron al Estadio Caliente desde las 2:00 p.m. y de inmediato armaron carpas y asadores en el estacionamiento para dar rienda suelta a la fiesta.

Mientras saboreaban guacamole con totopos, salsas y tacos, esperaban con tranquilidad para ingresar al inmueble que también se llenó una hora antes de que arrancara el cotejo.

Y así, en orden, los fans disfrutaron de principio a fin.