Niña muere por disturbios en Guadalajara

La menor de 7 años fue herida de bala el viernes; con su muerte suman tres las personas fallecidas durante la jornada violenta por el enfrentamiento con miembros del cártel Jalisco Nueva Generación.

Guía de Regalos

Guadalajara (EFE).- Una niña de 7 años que fue herida de bala durante los disturbios provocados el viernes en Guadalajara por miembros del cártel Jalisco Nueva Generación murió esta tarde en un hospital, informaron fuentes oficiales.

La Procuraduría de Justicia del occidental estado de Jalisco informó de que la pequeña de 7 años recibió disparos durante el secuestro de un autobús.

Con su muerte son tres las personas fallecidas durante la jornada del viernes, en la que también murió el conductor de una de las unidades de transporte público y uno de los presuntos delincuentes que se enfrentó a tiros contra policías, confirmaron las autoridades.

Este viernes, el occidental estado de Jalisco vivió una jornada violenta con el secuestro y la quema de 25 vehículos en 16 puntos de la capital, carreteras y municipios, originados por los delincuentes tras la detención del líder del cartel Jalisco Nueva Generación, Erick Valencia, alias “El 85”, y de su lugarteniente Otoniel Mendoza, alias “Tony Montana”, por parte del ejército mexicano.

La fiscalía estatal así como las policías municipales detuvieron a 16 presuntos sicarios, entre ellos dos menores de edad de 13 y 15 años vinculados a estos hechos que estarán sujetos a investigación judicial.

Esta mañana policías municipales frustraron otro intento de bloqueo a manos de presuntos delincuentes que secuestraron un autobús en los límites de los municipios de Tlaquepaque y El Salto y luego escaparon, informaron fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública.

La dependencia dio a conocer que no se han registrado más hechos violentos en las últimas horas y que mantiene la coordinación entre las policías de los 125 municipios de la entidad.

Tras los hechos violentos, el consulado de Estados Unidos en Guadalajara emitió una alerta para los ciudadanos de ese país que visitan o viven en Jalisco, a quienes pidió mantenerse “en sitios seguros” y “evitar salir de la ciudad”.

Por su parte, la archidiócesis de Guadalajara, una de las más importantes de México, se pronunció en un comunicado a favor de que las autoridades “asuman su responsabilidad” para restaurar la paz en la región y “que no sucedan más hechos de este tipo”.

El cartel Jalisco Nueva Generación libra una cruenta batalla con la organización criminal Los Zetas por el control del territorio para el trasiego de drogas a Estados Unidos.

Esta organización surgió a raíz de las divisiones entre diversas estructuras de tráfico de drogas tras la muerte en 2010 de Ignacio Coronel, alias “Nacho Coronel”, uno de los líderes del poderoso cartel de Sinaloa.