Corren por una causa

Maratón recauda fondos para pacientes de derrame cerebral
Corren por una causa
Unas 1,200 personas corrieron o caminaron por el bulevar Brand de Glendale.

Por quinto año consecutivo, más de 1,200 personas de todas las edades corrieron y caminaron las calles de Glendale en el maratón Glendale News Press Downtown Dash, a beneficio de pacientes de derrame cerebral. Los fondos de la carrera son utilizados por el Centro Médico Adventista de Glendale para servicios a los pacientes y campañas de concientización.

Familias enteras, como la de Aída y Gabriel Alvarez y sus cuatro hijas, o la de Lucía Huerta y su hijito Joshua de cuatro años años se convocaron el domingo a las 7 de la mañana en el bulevar Brand, frente al teatro Alex para correr y caminar por los cinco kilómetros (poco más de tres millas) y recaudar fondos.

Gavin Dinger, un maratonista de nueve años que ha participado en la carrera desde un comienzo, recaudó más de 6,700 dólares para la causa. El niño tuvo un ataque cuando estaba en el útero de su mamá, lo que lo hace la persona más joven que ha sufrido un derrame cerebral. Su madre Heather Dinger recordó que cuando Gavin tenía seis meses, empezaron a notar que su manito derecha siempre quedaba inmóvil, incluso cuando le ponían los cereales del lado derecho, el niño se daba vuelta para alcanzarlos y los tomaba con la izquierda. Fue entonces que los doctores descubrieron que Gavin había sufrido un ataque durante el período de gestación. Hasta ahora los doctores desconocen el motivo del ataque.

“Me dijeron que no podría mover su lado derecho, y que nunca podría caminar”, contó la madre. Sin embargo, gracias a la intervención temprana y una admirable fuerza de voluntad, Gavin hoy puede jugar basquetbol, beisbol, montar a caballo, nadar y correr el maratón todos los años. El niño es el mayor recaudador de fondos del evento y hasta tiene su propio sitio en la internet http://gavindinger.com. Su simple fórmula ha sido pedir 5 dólares a mil personas, lo que le ha posibilitado recaudar, en los últimos años, 5,000 dólares para el hospital.

El doctor del Centro Médico Adventista de Glendale Lance Lee, que suele participar del maratón, recalcó la importancia de la intervención temprana durante un ataque cerebral. “Existe un tiempo limitado, por eso hay que llamar inmediatamente a 911 para que la ambulancia lleve al paciente al centro más cercano”.

Los síntomas de un derrame -también conocido como embolia o apoplejía- pueden variar según la seriedad del ataque pero en general se caracterizan por dolor de cabeza severo, diferente a dolores de cabeza habituales, problemas al caminar y de balance, confusión y dificultad para hablar, cambios de visión, pérdida del movimiento en la cara, brazo o pierna y parálisis en un lado del cuerpo.

La vocera del evento, Alicia González dijo que este año se habían recaudado alrededor de 420,000 dólares.

El costo de participación en el maratón, patrocinado por la Asociación de mercaderes de Glendale, fue de 30 dólares por persona por anticipado y 40 dólares, el día de la carrera.

Este año, estudiantes de las escuelas primarias y secundarias de la zona, pudieron participar gratis.