México: Mujeres y elecciones

Una alcaldesa es obligada por una ciudadana a cumplir con promesas firmadas ante notario, ella se había comprometido durante su campaña electoral, a terminar su periodo pero le fue más atractiva una curul legislativa. La demanda de la ciudadana obligó a que el cabildo le retirara la licencia obligándola a regresar a cumplir con la tarea a que se comprometió con la ciudadanía. Ella está furiosa porque una ciudadana le recordó que las promesas hay que cumplirlas y porque le cerró, por el momento, su carrera política. El tema es importante, solo que sube de importancia, porque la mujer era candidata al Senado, esto recompondrá la lista del PRI y tienen que cumplir con la cuota de género. Aunque lo más importante es que se nos ha dicho hasta el cansancio, que la sociedad debe organizarse y tomar las cosas en sus manos, y cuándo lo hace y no le conviene a los políticos, éstos se ponen furiosos.

Ya hay una demanda similar para que Josefina Vázquez se vuelva al Congreso, aunque como ella llegó a diputada por la vía plurinominal tal vez no le hagan cumplir. Recordemos que en Baja California hay una ley anti chapulín, que le cerró el camino a un político, y este la derrotó legalmente porque es anticonstitucional. Nadie dice tampoco que hay una obligación constitucional para que los políticos cumplan o digan la verdad, pero eso es harina de otro costal.

En principio, esta acción legal, ayudará a frenar la demagogia de los candidatos que prometen sin la intención de cumplir, y despertará a las ciudadanas(os) para que frenen a los políticos(as). Finalmente comprobamos que si se puede vencerlos, no muy seguido, pero se puede.

Un ministro de la Suprema Corte comete la imprudencia de ventilar ante los medios una resolución para liberar a una extranjera acusada de secuestradora, el caso ha sido muy contencioso porque enfrentó al gobierno mexicano con el francés, de aplicarse todas las consecuencias posibles, el gobierno de Calderón sufrirá un golpe fundamental cuyo impacto electoral es indudable. No solamente la estrategia contra el narco ha fracasado, sino que el manejo de la justicia camina a tumbos. No es poco preocupante, que a Josefina Vázquez la hayan golpeado con la filtración de llamadas grabadas ilegalmente, lo que es harina del mismo costal.

En una reunión del PRI por el Día Internacional de la Mujer, se presentan mujeres con supuestas posiciones a lo largo del espectro político, para llevar agua a su molino. Oportunismo puro y duro. No hay razón alguna para que las mujeres sean distintas de los hombres y no busquen el hueso, o sea, mamar del presupuesto público y conseguir prebendas para sus familiares. Mujeres panistas y perredistas se acercan al candidato del PRI, para atrapar alguna migaja, una curul para una hija, o un puestito por modesto que sea, para que el hombre se vea benévolo con la cuota de género. Así que se hundieron los barcos y las primeras que brincan son las mujeres, como dice el consejo, primero mujeres y niños, ¿pero se tiene que repetir también en política?

En los rituales ridículos a los que nos están acostumbrando los políticos y medios que los acompañan, se formula una y otra vez la pregunta de si México está listo para una presidenta, los demagogos dicen que sí, aunque bloquean a las mujeres para que no accedan al poder. Se tuvo que aprobar una ley que evitara que los políticos obligaran a las mujeres a renunciar a sus curules para darles paso a los hombres que iban como suplentes.

México está listo desde hace mucho, los que no lo están son los políticos y sus partidos, aunque vayan por la vida diciendo lo contrario.

El gobierno y la elección, no es cuestión de género, es de ideología. Se supone que se va a elegir a la persona que haga la mejor oferta para el futuro del país. Hay un anuncio de una corriente política que dice más o menos: ¿nos gusta la nueva cara del viejo PRI?, ¿estamos a gusto con los doce años de alternancia? Si la mujer es derecha, ¿es mejor que los hombres de derecha?, ¿el país está listo para que otro derechista mueva al país hacia climas de intolerancia y exclusión? Le faltó decir, si estaremos a gusto con los que se han disfrazado de izquierda.

La política es muy importante como para reducirla a cuestiones de retórica hueca, la elección es fundamental como para pensar que la definirá el género de los candidatos.