Peligroso narco será sentenciado en NY esta semana

Las autoridades dicen que “Dudus” Coke era tan despiadado que una vez ordenó que un rival suyo fuera asesinado con una motosierra.
Peligroso narco será sentenciado en NY esta semana
Coke, 43, ha solicitado misericordia en una carta al juez
Foto: Archivo

NUEVA YORK/AP — Las autoridades estadounidenses dicen que el narcotraficante jamaiquino Christopher “Dudus” Coke era tan despiadado que una vez ordenó que un rival suyo fuera asesinado con una motosierra.

Sin embargo, otro episodio dejó una impresión más duradera con el público: fue arrestado llevando puesta una peluca negra rizada.

La foto de fichaje de Coke con la peluca puesta como disfraz mientras estaba prófugo se hizo conocida en el internet luego de su captura en Jamaica durante una sangrienta incursión a su fortaleza de barriada en el 2010 que dejó más de 70 muertos. En ese momento, fue extraditado a los Estados Unidos y decidió pelear las acusaciones que pesaban sobre él, sobre tráfico de drogas, contrabando de armas, estafas y otros cargos. Pero, a raíz de una admisión de culpabilidad el año pasado, Coke enfrenta ahora hasta 23 años en prisión cuando sea sentenciado esta semana en la Corte Federal de Manhattan.

Coke, 43, ha solicitado misericordia en una carta al juez —de siete páginas escritas a mano que, en tono es formal y cortés, pero en sustancia apenas menciona la letanía de acusaciones que lo pintan como un asesino a sangre fría.

“Buen día a usted, señor”, escribió. “Le pido humildemente si podría ser clemente conmigo.”

Los fiscales, sin embargo, han argumentado que la clemencia no es una opción. Quieren que Coke cumpla el plazo máximo y sea deportado.

Coke fue una figura divisiva en Jamaica donde siguió los pasos de su padre, Lester Lloyd Coke, mejor conocido como Jim Brown, líder de la notoria banda Shower Posse durante la guerra de la cocaína de los ’80. Las autoridades dicen que él se hizo cargo de la organización cuando su padre, también buscado en EEUU, murió misteriosamente durante un incendio en una celda de una prisión jamaiquina en 1992.