Breves deportivas

Eduardo Nájera y Gustavo Ayón se convertirán hoy en los primeros basquetbolistas mexicanos que se enfrenten en un juego de la NBA.

Nájera, que continúa en plan ascendente al sumar nueve puntos y cinco rebotes en su previa actuación, estará en la alineación de los Bobcats de Charlotte.

Mientras que el nayarita Ayón, que regresó la semana pasada a las duelas, tras ausentarse un partido por una lesión en el pie izquierdo alineará con los Hornets. El juego se llevará a efecto en Nueva Orleáns.

El mexicano Julio César González, exmonarca del mundo, falleció ayer en un accidente automovilístico. Tenía 35 años de edad.

El boxeador tapatío Alfonso Gómez confirmó el deceso del púgil de Guerrero Negro, Baja California, y quien hiciera historia para México al ser el monarca mundial de mayor peso en la historia.

La puesta en escena de Rafael Nadal en Indian Wells, fue un trámite para el segundo favorito, que despachó en dos sets (6-1 y 6-3) al argentino Leonardo Mayer y pasó a la tercera ronda.

En el último juego de la jornada de ayer, el suizo Roger Federer se impuso fácilmente 6-4, 6-1 al estadounidense Denis Kudla.

David Nalbandián también avanzó al imponerse al croata Marin Cilic por 7-6 (3) y 7-6 (4) en dos horas y siete minutos.

Lou Williams anotó la mitad de sus 28 puntos en un sensacional despliegue ofensivo en el tercer cuarto y los 76ers de Filadelfia le asestaron a los Knicks de Nueva York su quinta derrota seguida al imponerse 106-94 en el Madison Square Garden de Nueva York.

Carmelo Anthony encestó 22 unidades, pero Jeremy Lin acertó únicamente cinco de 18 tiros de campo para sumar 14 puntos por los Knicks.

Tiger Woods se retiró ayer del torneo de Doral, Florida, después de completar 11 hoyos debido a una lesión en la pierna izquierda, lo cual pone en duda su participación en el Masters de Augusta, Georgia, cuando sólo falta un mes.

Woods tenía tarjeta de tres golpes sobre par en la última ronda, a 10 del líder, cuando salvó el par de campo en el hoyo 11 desde una trampa de arena y realizó el golpe de salida en el hoyo 12.

El ciclista británico Bradley Wiggins derrotó al holandés Lieuwe Westra por dos segundos de diferencia en la decisiva contrarreloj en montaña para ganar por primera vez el título de la carrera París-Niza.

Wiggins comenzó la jornada con una ventaja de seis segundos sobre Westra y supo defender la punta.

Wiggins se convirtió en el primer inglés en ganar la carrera desde que Tom Simpson lo hizo en 1967.