Resucita un mural en Boyle Heights

Obra de Estrada Courts es la primera de un grupo a ser restaurado por MCLA

Ernesto de la Loza recuerda bien el año 1975, cuando pintó su mural Organic Stimulus en la pared de uno de los edificios de apartamentos del complejo residencial Estrada Courts, en Boyle Heights.

“Era un hippie, flacucho”, contó ayer el artista nacido en 1949 en el Hospital General de Los Ángeles. “Soy un producto de los Sesentas”.

El muralista veterano recordó que acababa de volver de “un viaje alrededor del mundo en bicicleta” cuando se le pidió pintar el mural, un paisaje fantástico de colores vibrantes dominado por un pico nevado y un astro resplandeciente.

“Vi el mundo en bicicleta, subí las cumbres para obtener fuerza interior y elevar mi percepción y verdaderamente aprender a ver”.

Pero la visión que el pintor quiso dejar en su obra -cuyo título en inglés significa “estímulo orgánico”- no fue muy duradera. Con los años los colores se atenuaron, casi desvanecieron y el mural fue cubierto por grafitos y “placas” de pandilleros.

Hasta ayer, cuando el mural, que forma parte del histórico Corredor de la Naturaleza de Estrada Courts, fue reinaugurado tras varias semanas de restauración bajo el patrocinio del grupo Mural Conservancy of Los Angeles (MCLA).

Organic Stimulus, pieza fundamental en la historia del muralismo chicano de Los Ángeles, es uno de hasta 80 murales pintados en los edificios del residencial público. El movimiento pictórico de los años 70s y 80s ayudó a ganarle a Los Ángeles el título de capital mundial del muralismo, un título ya hace tiempo perdido, recordó ayer el presidente de MCLA Bill Lasarow.

Lasarow aludió a la teoría de la “ventana rota” que usan los sociólogos para explicar que dejar de hacer una reparación sencilla puede conllevar al vandalismo y deterioro.

Lasarow llamó a Organic Stimulus “una ventana rota que ha sido arreglada.”

MCLA se propone restaurar los 13 murales que forman el “Corredor de la Naturaleza”, siendo Outer Space de Richard Haro el próximo en la lista.

La restauración de los murales de Estrada Courts fue celebrada ayer por el Concejal José Huizar, que recordó su propia apreciación de ellos como niño criado en Boyle Heights.

“Me ayudaron a obtener la historia y la cultura que no me daban en el salón de clases”, reconoció Huizar, autor de una ordenanza municipal que devolvería a los muralistas la posibilidad de pintar en paredes de propiedad privada.

“Yo todavía considero a Los Ángeles la capital del muralismo”, dijo en su momento De la Loza, acompañado ayer por varios miembros de su familia. “Si no lo es, pronto lo volverá a ser”.