Araujo y Torres en paz

Los seleccionados preolímpicos se unen a favor del combinado tricolor

Araujo y Torres en paz
Néstor Araujo se disculpa con 'Cubo' Torres.
Foto: AGENCIA REFORMA

MÉXICO, D.F.- Néstor Araujo y Érick Torres hicieron las paces luego de un pequeño altercado que tuvieron el sabado en el encuentro Cruz Azul vs. Chivas, donde el zaguero cementero le dio un golpe al delantero rojiblanco, en duelo de la jornada 10 del Clausura 2012.

Los seleccionados fueron compañeros en el interescuadras que ordenó el entrenador de la Sub-23, Luis Fernando Tena, durante el entrenamiento; los jugadores no tuvieron ningún problema.

Tras ese conflicto, el “Cubo” comentó que el zaguero celeste es su amigo, y que en la selección mexicana Preolímpica están juntos por el mismo objetivo: clasificar a los Juegos Olímpicos de Londres 1012.

El incidente que tuvo el pasado sábado con Néstor Araujo fue el tema de la entrevista que dio ayer en el Centro de Alto Rendimiento de la Federación Mexicana de Futbol.

“Queda atrás, las cosas que pasan acá son otra cosa, aquí estamos juntos, somos un equipo y tenemos que trabajar para lo mismo. Con buena amistad y todo”, expresó el “Cubo” Torres.

Insistió en que: “Lo del fin de semana es algo que dejamos atrás, bueno, yo lo dejo atrás, ya estoy acá metido, tengo una buena amistad con él, me tocó en el Mundial de Colombia, vive en Guadalajara, tengo contacto con él y aquí debemos estar juntos por el mismo objetivo”.

El delantero de Chivas aseguró que: “Son cosas que pasan en el futbol y platiqué con él como si nada [hubiera pasado]”.

El jugador del Rebaño habló del hecho de ser el último convocado por el técnico Luis Fernando Tena.

“Muy contento, con la ilusión de venir a hacer bien las cosas, de venir a trabajar con mucha humildad”, expresó Torres.

Sin haber hecho una gran Copa del Mundo Sub-20 Colombia 2011 y sin ser un temido atacante en las Chivas, el “Cubo” fue llamado por Tena para dar potencia al ataque tricolor.

“En algún momento me llegó a sorprender [la convocatoria], uno siempre trabaja para estar aquí, nunca quitas la meta de llegar a ser llamado”.

“Uno siempre trabaja al día, al cien en su club y gracias a Dios me llega el llamado y ahora a hacer bien las cosas”, finalizó Torres.

El defensa Néstor Araujo aceptó ayer, durante la concentración de la Sub-23, que: “Estoy un poco triste, apenado con Cruz Azul, con mis compañeros, el cuerpo técnico, con el presidente, con toda la directiva y toda la afición, la verdad estoy muy apenado y quiero ofrecer disculpas. No soy ése Néstor y, bueno, quiero dar vuelta a la página, fue un error”.

Justificó que: “Fue una circunstancia del partido. Me llamaron la atención, me disculpé con todos, también con ellos, y lo que quiero es sumar aquí [en el Tri], dar mi mayor esfuerzo. Estuvo el regaño, y a dar vuelta a la página para lo que viene”.

La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol aplicó ayer tres partidos de suspensión a Néstor Araujo por un cabezazo a Érick Torres.

“Por ser culpable de conducta violenta”, se le aplicó al defensa central dicho castigo, por una acción muy costosa porque el árbitro le marcó penal en contra y al final La Máquina perdió 2-1.

El futbolista celeste, quien se encuentra concentrado con la Selección Mexicana Sub 23 que disputará el torneo Preolímpico, pagará su castigo hasta que se reincorpore al Cruz Azul; es decir, después de la jornada 14, por lo que se estaría perdiendo los duelos ante Querétaro, Toluca y Estudiantes, además de los partidos que no podrá jugar por estar concentrado.

Araujo podría ser tomado en cuenta por el técnico Enrique Meza hasta el encuentro de la jornada 17, que será ante el América.