Rodados al cuadro

Rodados al cuadro
Guillén entra al dugout en medio de una salva de aplausos.
Foto: AP

El piloto venezolano Ozzie Guillén fue expulsado ayer por discutir una decisión del umpire en un partido de pretemporada que sus Marlins de Miami perdieron 5-3 ante los Medias Rojas en 10 innings.

Guillén, conocido por su carácter temperamental, está en su primera temporada con los Marlins.

El umpire de primera base Tim Timmons lo expulsó en el sexto inning después que un roletazo de Terry Tiffee de Miami, que se fue por la línea, fue declarado foul.

Guillén salió del dugout, gritó y aplaudió fuerte, y luego discutió si a Timmons le correspondía tomar la decisión sobre esa pelota. El relevista Andrew Bailey, de Boston, ya se preparaba para lanzar cuando se pidió tiempo. Después de unos 20 segundos, Guillén cruzó el diamante y salió.

El venezolano Omar Vizquel, el jugador de cuadro de 44 años que busca ser utility de los Azulejos, hizo ayer un par de brillantes atrapadas en la antesala y bateó un sencillo de dos carreras en la victoria de Toronto 4-1 sobre los Orioles de Baltimore.

Vizquel, que se convertiría en el jugador de mayor edad en las Grandes Ligas, no está en el roster y se le ha invitado a un contrato en las ligas menores después que se desempeñó casi exclusivamente como torpedero en 23 temporadas en las Ligas Mayores.

Sacó out a Scott Beerer en la segunda entrada después que controló a mano limpia la dura línea conectada por Beerer justo dentro de la línea de foul.

Los Azulejos enviaron a los campos de entrenamientos de las ligas menores al lanzador de ascendencia puertorriqueña Nelson Figueroa, al derecho Jim Hoey y al jugador de cuadro Ryan Goins.

Figueroa registró 4.50 de efectividad en dos presentaciones de pretemporada por Toronto y Hoey no permitó carreras en cinco salidas. Goins bateó .200 en cinco turnos

Ahora los Azulejos tienen 54 jugadores en los entranamientos de primavera, todos sometidos a un riguroso examen de desempeño para ganarse un puestos en las Grandes Ligas.

Figueroa, inició la temporada invernal en Puerto Rico y terminó reforzando a los Leones del Escogido a quienes ayudó a coronarse en la Serie del Caribe.