Chanel dicta sentencia

Karl Lagerfeld muestra los nuevos diseños de Chanel para la temporada 2013

Chanel dicta sentencia
Una modelo durante el desfile reciente de Chanel, en la capital francesa, con diseños creados por Karl Lagerfeld.
Foto: AP

PARÍS, Francia.- La mujer Chanel del invierno próximo lucirá en la espalda pequeñas capas de plumas y portará blusas transparentes de manga campana, pero sobre todo vestirá pantalones pitillo hasta los tobillos, según pudo verse recientemente en el Grand Palais de París.

Los pantalones se llevarán a menudo bajo una falda recta corta, o ancha hasta la rodilla, con chaqueta recta también o entallada, o combinados con un abrigo o con un chaleco tres cuartos.

Aunque sobre la pasarela de Karl Lagerfeld para el próximo Prêt-à-Porter invernal de Chanel hubo color en abundancia -del fucsia al verde o el azul-, en estos conjuntos de falda-pantalón reinó el negro en todo su esplendor, así como una rica y variada gama de grises.

Entre las excepciones de la regla, el maestro ofreció un conjunto enteramente blanco, de ajustado pantalón bajo falda recta y chaqueta de mangas anchas y bolsillos cuadrados en el delantero.

Los colores de las prendas Chanel de la próxima temporada invernal se combinaban a la perfección con los cuarzos y amatistas que ocupaban el centro de la inmensa plataforma instalada bajo la gran cúpula acristalada del Grand Palais, por donde circulaban las modelos a ritmo acelerado.

Además de tweed, el traje falda-pantalón llamado a triunfar el invierno que viene por arte de Lagerfeld podrá ser de punto, color mostaza, por ejemplo, combinado con jersey de tonos morados y verdes, con algún toque dorado bajo rebeca violeta.

De noche, el concepto se hará transparente, en una falda larga de tul bordada de oro y verde sobre leggings con blusa verde musgo y guantes fucsia hasta los codos, o en su versión corta de falda de tonos rojos, blusa verde manzana y guantes violeta.

Para el cóctel más elegante, las tres prendas podrán declinarse en un conjunto plateado con bolso a juego.

Cuando se prescinda de la falda, la chaqueta se alargará, el pantalón seguirá ceñido hasta los tobillos, estampado en tonos oscuros, pero portado sobre zapatos-botines de tacón y bajo un abrigo largo.

Abrigos largos, casi hasta el suelo, informales cazadoras, chalecos trapecio de tonos grises, por supuesto portados con pantalones o leggings, y bordados de plumas y lentejuelas fueron otras características de este desfile, en el que el cristal lo invadió todo.

No sólo el delantero de algunos modelos, en forma de collar; o el broche en forma de flor colocado sobre un jersey de cuadros violetas, blancos, azules y berenjena, a juego con un pañuelo de seda de estampado similar pero con toque de rosa vivos incluidos.

Los minerales y piedras preciosas llegaron hasta engarzarse en las cejas de las modelos y en el talón de los zapatos, abierto y recogido con una pequeña hebilla en el tobillo en el lado izquierdo del pie y cerrado hasta el empeine tipo botín en su cara derecha.