Escuelas hacen pacto con ICE

Distrito escolar autoriza a agentes de policía cooperar con Inmigración

DENVER, Colorado (EFE).- Las autoridades de un distrito escolar en el oeste de Colorado anunciaron ayer que establecieron un nuevo acuerdo con tres departamentos de policía de la región que autoriza a que los oficiales asignados a las escuelas cooperen con agentes de inmigración, pero con “extraordinaria discreción”.

Según la información enviada a los medios locales por la mesa directiva del Distrito Escolar Roaring Fork RE-1, con sede en Glenwood Springs, el acuerdo entre ese distrito y los departamentos de policía de Glenwood Springs, Basalt y Carbondale se firmó el miércoles pasado.

Contrariamente a lo que desde hace ocho meses pedían grupos proinmigrantes locales, el acuerdo no prohíbe que los llamados “oficiales de recursos en escuelas” (SRO, en inglés) colaboren con las autoridades de inmigración.

Este distrito cuenta con 12 escuelas y 5,150 estudiantes, de los cuales, según datos de 2011, el 52 por ciento es hispano y casi el 48 por ciento blanco, invirtiéndose así la situación demográfica que existía tres años atrás.

En septiembre de 2011, miembros de la Asociación de Jóvenes Unidos en Acción (AJUA), en Glenwood Springs, denunciaron casi 30 casos documentados de cooperación entre policías en escuelas y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Según AJUA, esa cooperación llevó al arresto de padres indocumentados y, como consecuencia, un número indeterminado de alumnos inmigrantes o hijos de inmigrantes dejaron de asistir a las escuelas de la zona.

Candice Alderfer, alumna de la Escuela Secundaria Basalt y dirigente de AJUA, expresó que el hecho que el distrito RE-1 les pida a los policías escolares que usen “discreción” al tratar con inmigrantes “no hace nada para que los estudiantes inmigrantes o sus padres se sientan más seguros o para reconstruir la confianza perdida”.

“Lo que el distrito nos está diciendo es que ellos están más preocupados por tener a grupos de tareas de ICE en las escuelas que por tener a estudiantes y padres en esas mismas escuelas”, dijo Alderfer.

“No confiaremos en un oficial de recursos en las escuelas sabiendo que ese oficial colabora con ICE. Seguiremos nuestra lucha hasta que este tema se resuelva”, agregó.