Niños seguros en el auto

Los pequeños deben sentarse en los asientos de seguridad elevados

Niños seguros en el auto
La seguridad en el auto es fundamental para sus hijos.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Si haces la vista gorda cuando se trata de hacer que tu hijo utilice un asiento de seguridad mientras viaja en auto compartido (carpooling), no estás sola. Pero eso no significa que sea una buena idea.

La mayoría de los padres indican que, por lo general, le exigen a sus hijos utilizar un asiento de seguridad elevado (booster seat) que le puede salvar la vida, pero más del 30 por ciento dijo que no hacen cumplir esta regla cuando sus hijos viajan con otro chofer, según un estudio.

El estudio, que se publicó en Pediatrics, también reveló que un 45 por ciento de los padres no les exige a sus hijos utilizar un asiento elevado mientras viajan con otros niños que no lo tienen.

“La mayoría de los padres indicó que sus hijos en edades de entre cuatro y ocho años utilizan un asiento de seguridad mientras viajan en el auto familiar”, dice la Dra. Michelle Macy, disertante clínica sobre medicina de urgencias en la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan. “Sin embargo, es alarmante saber que cerca del 70 por ciento de los padres viaja en autos compartidos y, cuando lo hacen, con frecuencia no utilizan los asientos de seguridad elevados que les pueden salvar la vida a sus hijos”.

Los investigadores creen que los obstáculos prácticos, incluyendo el espacio limitado dentro del vehículo y las dificultades al hacer arreglos con otros choferes, llevan a que los padres se despreocupen por los asientos de seguridad mientras viajan en autos compartidos. Los niños también pueden mostrarse más renuentes a viajar en un asiento de seguridad elevado cuando están con amigos.

Pero no es apropiado ponerle un cinturón de seguridad de adulto a un niño prematuramente, ya que el cinturón de seguridad de tres puntos no es propio para su tamaño. Al hacerlo, eliminas los beneficios del cinturón de seguridad y este podría causar aún más lesiones en caso de accidente.

“Los padres que no utilizan consistentemente los asientos de seguridad elevados para los niños que midan menos de 57 pulgadas de alto están corriendo mayor riesgo de que los niños se lastimen”, dice Macy. “Los padres tienen que entender la importancia de utilizar en cada viaje un asiento de seguridad elevado para cada niño al que no se le pueda poner debidamente un cinturón de seguridad de adulto”.

Explícales eso a los niños en el viaje camino a casa de la escuela, y busca el apoyo de otras mamás con las que compartes viajes.

Juntos podrán asegurarse de que todos los viajes a la escuela y a las demás actividades sean seguros.