El Omnilife y el Caliente registran peor promedio de goles

En la casa de Chivas y Xolos, ambas con pasto sintético, se anotan menos tantos por juego en los torneos cortos

MÉXICO, D.F.- Las canchas de futbol profesional con pasto sintético o artificial le dan más vistosidad a los nuevos estadios modernos del balompié en el mundo, sin embargo, pareciera que esa particularidad repercute directamente en el espectáculo en cada juego.

Por lo menos eso sucede en México, pues en los dos estadios del máximo circuito con grama sintética, como el Omnilife de Guadalajara, y el Caliente de Tijuana, se registran los peores promedios de goles por partido en la era de los torneos cortos.

En un recuento hecho por RÉCORD en cuanto a tantos marcados por estadio, en los inmuebles activos en la Primera División (tomando en cuenta Liga y Liguilla, así como las dianas del local y del visitante) resultó que las casas de Chivas y Xolos son donde se aprecian menos dianas por cotejo.

En el Omnilife se han anotado 56 goles (33 del local y 23 del visitante) en 26 juegos, promediando 2.15 goles por cotejo, y en el Caliente se han visto 28 “pepinos” (13 del anfitrión y 15 del huésped) en 14 desafíos, que dan por resultado 2 tantos por confrontación.

Estas cifras están lejos de los promedios que registran el Nemesio Díez, el Azteca, el Azul, el nuevo Corona y el Tecnológico, que son los únicos estadios que superan el promedio de los 3 goles por partido.

La nueva casa del Rebaño Sagrado vive su cuarto torneo corto de vida (“nació” en el Apertura 2010), mientras que el estadio de los Xoloitzcuintles disputa su segundo certamen en la máxima categoría.

El Clausura 2011 fue la mejor campaña para el inmueble tapatío en cuanto a goles en sus partidos, ya que se anotaron 26 (18 de Chivas y 8 de los rivales) en 9 duelos; el más bajo fue el Apertura 2011 con sólo 6 dianas (4 del Guadalajara y un par de los enemigos) en tres cotejos.

Cabe destacar que en ese Apertura 2011 hubo pocos partidos en esta cancha, ya que se utilizó para los Panamericanos de Guadalajara 2011.

Durante el campeonato pasado, en el Estadio Caliente se marcaron 19 goles (9 de Xolos y 10 de la visita) en 9 cotejos, y en éste van 5 duelos en los que se han marcado 9 dianas (4 de Tijuana y 5 rivales).

De esta forma, así como muchos equipos se quejaron al principio por tener que jugar en pasto artificial, por cómo corre y bota la pelota (y la probabilidad de lesiones), ahora el gol levanta la mano, ya que en cancha sintética se ve en pocas ocasiones.

MARCO ¿A BRASIL?

A pesar de que algunos medios brasileños han señalado que Marco Fabián fue ofrecido al Corinthians del balompié brasileño, el deseo del jugador es dar el brinco directamente de Chivas a Europa.

Este martes surgió la información de que su agente podría llegar al club brasileño para negociar su pase.

“Esta semana, el representante del volante ofensivo Marco Fabián ofreció al jugador al Corinthians para competir en el Campeonato. El mexicano llegó a ser sondeado por el club a principios de temporada, pero no hubo ningún avance. Ahora los papeles se invertirán y Marco puede ser de Timón (como es llamado el Corinthians)”, publica el Jornalismo Futebol Clube en su página de internet.

AMBRIZ SUPERA

Con apenas ocho partidos dirigidos desde el banquillo rojiblanco, Ignacio Ambriz logró enderezar el rumbo del Guadalajara, ya que ha conseguido tres triunfos, con los cuales ha alcanzado a varios ex técnicos de Chivas que en más partidos al frente no pasaron de ese número de victorias.

El técnico del Rebaño ha cumplido, y hasta el momento los números respaldan su desempeño en el banco rojiblanco, ya que de 24 puntos disputados ha conseguido 12, que lo dejan con un 50 por ciento de efectividad.

Con tres partidos ganados, Nacho Ambriz ha empatado la marca de varios técnicos en la era Vergara, y con menos partidos dirigidos.

Estrategas como Fernando Quirarte y Raúl Arias únicamente pudieron conseguir tres victorias en su mandato al frente del banco tapatío, el primero estuvo durante 11 juegos como técnico de Chivas, mientras que el segundo solamente comandó siete encuentros.