Derechos de los inquilinos

Los inquilinos de propiedades que se han vendido por una ejecucción hipotecaria (foreclosure) ahora pueden vivir tres meses más antes de tener que mudarse.

Anterior al 2009 si el dueño de una propiedad que alquilaba dejaba de pagar las cuotas de su hipoteca, los inquilinos de la misma podrían ser desalojados rápidamente, en cuestión de un mes y medio. Pero en mayo del 2009 el Congreso de EE.UU. promulgó la Ley de protección a inquilinos en la ejecución de una hipoteca (Protecting Tenants at Foreclosure Act [“PTFA”]), la cual exige que el banco, o el nuevo dueño de la propiedad, les de a sus inquilinos un aviso de noventa días antes de iniciar el proceso de desalojo.

Desde que entró en vigor, la PTFA ha sido atacada por los bancos hipotecarios que alegaban que no se aplicaba a ellos porque, al ejecutar la hipoteca, tienen los mismos derechos que el propietario anterior de desalojar inquilinos que no pagan.

Sin embargo, hace dos semanas, el juez Lawrence Cho de Los Ángeles falló que cuando un banco compra una casa en foreclosure tiene la obligación de entregar un aviso de desalojar en 90 días a los inquilinos y no en 3 días como se había hecho antes. Al no cumplir con las normas de la PTFA, el banco tuvo que volver a iniciar el proceso de desalojo y el inquilino podría vivir 3 meses más sin pagar renta. PNMAC Mortgage Co., LLC v. Stanko, 11U04495 (7 de marzo, 2012).

Así que ya sabe, querido lector, si usted es inquilino de una propiedad que se ha vendido después del proceso de foreclosure, el nuevo dueño no lo puede desalojar sin darle un aviso de 3 meses. Para más información pueden contactar a Neighborhood Legal Services of Los Ángeles (http://www.nls-la.org/index.php) o a Legal Aid Foundation of Los Ángeles (http://www.lafla.org/service.php).

El autor es abogado y ejerce en Los Ángeles. mb@brennerlex.com