Objetivo: el pase

Monterrey-Pumas y Santos-Toronto se enfrentan en la ida de las semifinales de la Concachampions
Objetivo: el pase
Víctor Manuel Vucetich habla con sus pupilos durante una práctica de cara al duelo de hoy ante los Pumas de la UNAM.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F (AP/EFE).- El campeón Monterrey buscará dar un paso más en la defensa de su cetro regional cuando reciba a Pumas hoy en el partido de ida por las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Los Rayados llegan al encuentro en plena forma luego de golear 4-0 a Estudiantes la semana pasada en el torneo Clausura 2012.

“Monterrey está jugando bien, se está encontrando con los elementos, con los jugadores, con cosas que nos hacían falta”, dijo el entrenador de los Rayados, Víctor Manuel Vucetich. “Ahora nos enfocamos en el próximo encuentro que es Pumas y nuestros objetivos son muy firmes”.

Monterrey, que es cuarto de la clasificación en el Clausura con sus 22 puntos, sufrirá las ausencias de sus jugadores Hiram Mier y y Darvin Chávez, quienes están jugando con la selección preolímpica en Estados Unidos.

Ambos fueron relevados con éxito el fin de semana pasado.

Las ausencias de seleccionados le han pegado más fuerte a Pumas, un equipo con menos profundidad, que perdió poder al ataque la semana pasada con las ausencias de los delanteros Javier Cortés y Emilio Orrantia.

El equipo de la UNAM tampoco cuenta con su capitán paraguayo Darío Verón, el eje de su zaga que se lesionó hace un par de semanas y se perderá el resto de la temporada.

“Hay momentos difíciles, ahora me viene a la memoria el 2009, cuando quedamos en lugar 17 con un plantel que había sido campeón apenas el anterior. Vienen esas bajas, esas inconsistencias en los clubes”, dijo el director deportivo de Pumas, Mario Trejo.

“Esos se van a dar con novatos, si hay veteranos, con refuerzos y sin refuerzos”.

Pumas marcha 14to entre los 18 equipos del torneo mexicano, y sólo ha ganado uno de sus 10 últimos partidos.

“Más allá de que ellos no andan finos, no dejan de ser un equipo peligroso. Si el miércoles [hoy] ellos hacen un buen partido, lo de atrás se olvida, entonces, hay que pensar en que llegamos a enfrentar al mejor Pumas, empezar desde ahí creo que te da esa motivación para poder sacar este partido”, dijo el zaguero de Rayados, Ricardo Osorio.

El Toronto FC llega al partido de ida de semifinales, que disputará contra el Santos Laguna, en su peor momento de juego tanto individual como colectivo.

El equipo canadiense está clasificado último dentro de la Conferencia Este de la MLS y todavía no conoce la victoria.

Sin embargo, su presencia le ha permitido entrar en la historia del futbol de Canadá al ser el primero que consigue llegar tan lejos en la competición regional a nivel de equipos después de dar la sorpresa en cuartos de final tras eliminar al Galaxy de Los Ángeles, actual campeón defensor de la MLS, y gran favorito al triunfo.

Pero a partir de la eliminatoria de cuartos de final, el futbol del Toronto FC ha ido a menos y ante el choque con el Santos Laguna admiten que su objetivo es dar el mejor espectáculo deportivo posible a los seguidores que acudan a ver el partido.

Los resultados que el Toronto FC ha conseguido en la liga hablan por sí solos, no ha podido ganar ninguno de los dos partidos que ha disputado y el último del pasado fin de semana lo perdió en su campo del BMO Field por goleada de 0-3 ante los Earthquakes de San José.

El equipo canadiense, en el que milita el defensa chileno Miguel Aceval y el delantero ecuatoriano Joao Plata, tiene problemas tanto defensivos como en el ataque al faltarle claridad y las ideas en el centro del campo, donde Julián de Guzman no atraviesa por su mejor momento y el novato Luis Silva necesita tiempo para crecer.

Además sufren las bajas por lesión del centrocampista alemán Torsten Frings (capitán), clave en el juego de equipo del Toronto FC, y el portero suizo Stefan Frei.

Ante este panorama, el Toronto FC es consciente de que la eliminatoria frente al Santos Laguna, líder del futbol mexicano, la tiene más que difícil.

Aunque los Guerreros también sufren las bajas importantes de Juan Pablo Rodríguez (suspendido) y Daniel Ludueña, que se lesionó en el encuentro de liga que ganaron por 2-0 ante los Gallos Blancos.

Pero a pesar de las bajas, el equipo que dirige Benjamín Galindo, es el gran favorito a estar en la final y el primer paso para conseguirlo es llevarse un buen resultado de Toronto.