Calienta motores

Con gran entusiasmo y una imparable energía, habló hasta con las manos de su disco Phase II
Calienta motores
En abril saldrá a la venta el segundo disco de Prince Royce, e incluye 12 temas.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Es el príncipe azul de muchas jovencitas. Su cara de niño bueno, cool look y románticas canciones han sido suficiente para lograrlo.

Pero el cantante de bachata Prince Royce no inició siendo un príncipe en la industria musical.

A los 15 años, el originario del Bronx, Nueva York, de padres dominicanos, decidió convertirse en cantante. Para grabar sus primeras canciones, que también patrocinaba su mamá, y pagarle a los músicos, trabajó en una tienda vendiendo teléfonos celulares.

Así lo recordó él con una gran sonrisa de satisfacción el martes en una visita de promoción en Los Ángeles para, como él lo definió, “ir calentando los motores” para el lanzamiento de su nueva producción.

El nombre artístico de Geoffrey Royce Rojas surgió de la acogida que tuvo en internet. Al buscarse como Royce no aparecía, situación que cambió al adoptar su actual nombre.

“Nunca fue mi intención de que ese fuera mi nombre [Prince]. No quería que las personas pensaran que me creía un príncipe ni nada de eso. Fue solo mi nombre de Myspace. Y las chicas de Myspace me empezaron a decir que yo era su príncipe y ellas eran mis princesas”, dijo entre sonrisas y vestido con una chamarra roja, camiseta y pantalones negros y su inseparable gorrita.

Enfatizó que lo que menos quería era dar una imagen de ególatra. “No quiero que la gente piense que soy un creído, que soy un loco, y creo que funcionó porque se quedó Prince Royce”, agregó quien ha creado su propio estilo al vestir.

Con gran entusiasmo y una imparable energía, habló hasta con las manos de su disco Phase II. Este saldrá a la venta el 10 de abril en formato físico, así como en iTunes y para las tiendas Wal-Mart, cuya versión incluirá un DVD.

“La segunda producción es la más difícil de cada artista, sobre todo para mí por el éxito que tuvo mi primer disco. ¡Wow! ¿Cómo superar el primer disco?”, expresó con un mejor dominio del español que cuando alcanzó la fama en el 2010.

Su disco debut homónimo alcanzó certificación de platino por las altas ventas, además de recibir varios premios y nominaciones. Stand By Me, original de Ben E. King, pero en versión bachata, rápidamente se convirtió en una de las favoritas del público.

“[En este disco nuevo] no quise cambiarle mucho porque sé que funcionó la bachata bailable, pero a la misma vez quise innovar, hacer cosas diferentes pero mandar mensajes positivos… Tengo canciones de amor, de desamor, de problemas sociales y espero que les guste”, aseguró del disco, que tiene gran presencia de violines, chelos y guitarras acústicas.

Lo más sorprendente de esta producción de 12 temas e introducción es Incondicional, tema en el que él y su productor Sergio George fusionaron la bachata con el mariachi. George es un pianista puertorriqueño y dueño del sello discográfico Top Stop Music, para el que graba el joven cantante desde el 2009.

“Es algo muy diferente y y creo que no se ha hecho en el mundo de la bachata. Creo que quedó muy cool… Escribimos la canción exactamente así”, expresó quien es el autor de todos los temas. En dos de ellos trabajó con otros compositores.

El título del disco también refleja la personalidad del intérprete que cumple 23 años el 11 de mayo.

“Yo me crié hablando español en la casa, inglés en la escuela y en la calle, los dos mezclados: el spanglish. Y el público se identifica con eso y es un poquito de los dos mundos”, explicó.

En la nueva producción, Addicted es una balada en inglés; Close to You y It’s My Time son en inglés y español; y el resto son en español, incluyendo el primer sencillo Las cosas pequeñas, que ya se escucha en la radio.

“Hoy en día todo se ha convertido en lo material, en lo grande. La casa grande, la cartera, los shoes [zapatos]; hemos perdido esos detalles que antes se hacían y son cosas que no cuestan mucho, [como] salir a la playa con tu novia, ir a cenar”, dijo del corte promocional.

A pesar de su fama, él se definió como “un chico normal” que disfruta el sky diving, ver películas, estar con su familia y hacerle travesuras a su hermano menor.

“Quizás ha llegado dinero, ha llegado fama pero yo como persona me siento igual”, dijo sin titubear.

Adelantó que está grabando un disco de pop en inglés que “tendrá un sonido tropical” y que todavía le falta mucho por recorrer en esta carrera en la que admira a los cantantes Juan Luis Guerra, Pitbull, Enrique Iglesias y Luis Miguel.