Suspenden al piloto histérico de JetBlue

Este no es el primer caso en esa aerolínea. Ya un asistente de vuelo había protagonizado un episodio similar
Suspenden al piloto histérico de JetBlue
El piloto de JetBlue, Clayton Osbon.
Foto: Twitter

Nueva York – El caso del piloto de JetBlue, Clayton Osbon, quien hoy fue suspendido de sus labores tras poner en peligro ayer a los pasajeros de un avión en pleno vuelo al sufrir un ataque de pánico, no es el primero que se registra en esta aerolínea.

Vea el video aquí

En el 2010, el sobrecargo Steven Slater usó el intercomunicador del avión donde trabajaba para insultar a los pasajeros, antes de tomar un par de cervezas en sus manos y, cuando estaba en la pista de aterrizaje, saltó del avión por uno de los toboganes de emergencia.

En esa oportunidad, Steven, quien reside en Queens, fue visto por muchos de sus compañeros de trabajo como un héroe por haberse atrevido a ‘rebelarse’ contra los “abusos” de los pasajeros, que alegadamente lo habían sacado de sus casillas y uno supuestamente lo había herido con una maleta, aunque esto nunca se comprobó. Sin embargo, el aeromozo enfrentó cargos criminales por poner en peligro la vida de los pasajeros, aunque evitó ir a la cárcel al aceptar recibir tratamiento siquiátrico.

En cuanto al caso de Osbon, la vocera de JetBlue, Allison Steinberg, dijo hoy que el piloto fue suspendido mientras dure la investigación del incidente. Todavía no se ha indicado si enfrentará cargos criminales, pero la compañía catalogó el suceso como una “situación médica”.

Esta mañana en el programa “Today” de NBC, el presidente de JetBlue, Dave Barger, dijo que Osbon era un “profesional consumado” a quien conoce personalmente por años. El piloto ha trabajado en JetBlue desde el 2000, y no hay nada en su récord que indique que pudiera ser un riesgo para volar, indicó la compañía.

Estos casos hacen pensar si las condiciones de trabajo en esta aerolínea están empujando a sus empleados a límites de estrés que están poniendo en peligro la vida de los pasajeros. Aunque en el caso de Osbon apenas están comenzando las investigaciones, ya se ha utilizado la excusa del desgaste emocional para justificar sus acciones, al igual que ocurrió con Slater.

En el incidente de ayer, el piloto fue sacado de la cabina de mando por el copiloto cuando éste lo vio actuar de manera extraña. Allí fue cuando Osbon comenzó a acorrer por el pasillo del avión gritando que había una bomba y haciendo otros comentarios incoherentes sobre Irak y Afganistán. Tras varios minutos fue controlado por algunos pasajeros, que hoy narran sus historias de terror a través de noticiarios y otros programas.