Un jonrón para LA

Un jonrón para LA

Los últimos años han sido difíciles para los fanáticos de los Dodgers. Esperamos que se cierre este período con la compra del equipo de beisbol por un grupo de inversionistas entre los que se encuentra Earvin “Magic” Johnson.

Las desventuras de los Dodgers durante la propiedad de Frank McCourt pusieron a prueba la fidelidad de los seguidores del equipo, que tiene un gran arraigo dentro de la comunidad latina. La tristeza de un estadio semivacío durante los juegos, un equipo que juega irregularmente, el manoseo de la institución en un divorcio y los hechos violentos fuera del estadio ha sido una cruz para los fanáticos. Los mismos que hoy se sienten esperanzados con el cambio de dueño.

La presencia de Magic Johnson, una de las personalidades más respetadas de nuestra ciudad, le da una fuerte credibilidad al nuevo grupo administrador. Magic ha mostrado ser un astuto hombre de negocios con un arraigo en la comunidad angelina.

Por otra parte, la compra de los Dodgers por 2,000 millones de dólares es un precio récord en este tipo de transacción con un impacto dentro del beisbol de las Grandes Ligas. El resto de los propietarios seguramente está reevaluando el valor que tienen sus equipos. Los derechos televisivos son la pieza central de esta adquisición.

No cabe duda de que con la compra han renacido las esperanzas para los miles de fanáticos de los Dodgers, de que su equipo regrese a su días de gloria.

Aunque para eso hay que superar la incertidumbre interna natural que ocurre cuando una organización de ese tamaño cambia de propietario. Tampoco se anticipan grandes contrataciones inmediatas. Sin embargo, cuando la temporada comience oficialmente la semana que viene un nuevo entusiasmo hará vibrar el estadio de Chavez Ravine.