Presunto secuestrado escapa, mata a cuatro… y lo matan

Presunto secuestrado mata a cuatro y es abatido por policías en México

TIJUANA, México (EFE).- Una presunta víctima de secuestro mató ayer a dos de sus captores y escapó del lugar donde estaba cautivo en Tijuana, noroeste de México, para después acabar con la vida de otras dos personas que halló en su camino y finalmente ser abatido por policías, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo con fuentes de la Procuraduría General (Fiscalía) del estado de Baja California, un hombre que presumiblemente había sido secuestrado y llevado a una “casa de seguridad” en Lomas Conjunto Residencial, una zona de alto nivel económico en Tijuana.

El presunto secuestrado, cuya identidad no ha sido precisada por ninguna autoridad, de alguna forma logró apoderarse de un rifle automático AK-47 pese a encontrarse esposado. Con esa arma, según la reconstrucción de los hechos, el hombre mató a dos de sus captores, cuyos cuerpos fueron hallados más tarde por la policía en la casa.

Después de salir del lugar, armado y semidesnudo, el hombre encontró a poca distancia una camioneta de la que se trató de apoderar por la fuerza, pero encontró resistencia de dos “escoltas” que vigilaban la unidad, que resultaron ser un subteniente en retiro del Ejército mexicano y un expolicía comercial.

Ambos fueron asesinados por el individuo, quien, esposado como estaba, abordó el vehículo y se dio a la fuga, llevando siempre consigo el rifle automático.

Sin embargo, y de acuerdo con la versión de las autoridades, se encontró en su huida con policías municipales contra los que disparó, desatando un tiroteo con los agentes en el que finalmente fue abatido.

En una conferencia de prensa, un funcionario de la Procuraduría estatal indicó que el vehículo presentaba diversos impactos de arma de fuego y en el interior quedó el individuo, de aproximadamente 36 años de edad, con el fusil en las manos esposadas.

En la “casa de seguridad” fueron encontrados los cuerpos de dos personas, así como una arma corta y una larga (otro rifle automático), 43 paquetes con marihuana, equipo táctico, una prensa y una báscula.

Continuando con la inspección, en el cuarto de lavado de la casa, agentes investigadores encontraron ropa al parecer con sangre y diversos indicios que hicieron presumir que dicha habitación se utilizaba para torturar gente.

No se ha explicado por qué la presunta víctima atacó a los policías, pero han corrido versiones en el sentido de que pudo tratarse de un delincuente a quien sus captores pretendían canjear por otros criminales en poder de algún grupo rival, como parte de una “negociación delictiva”.