Extravían información vital

Los posibles afectados ya fueron notificados por las autoridades

El simulacro de preparación en casos de desastres, para asegurarse de que el sistema de sustento de menores pudiera gestionarse a distancia, se realizó sin dificultades, excepto por una falla: se perdieron los nombres, números de seguro social y demás registros privados de unos 800 mil adultos y niños.

Cuatro dispositivos de almacenamiento en computadoras del Departamento de Servicios de Sustento de Menores de California se perdieron en algún lugar entre Boulder, Colorado y Sacramento a comienzos de este mes mientras se encontraban bajo la posesión de IBM y Iron Mountain, Inc., anunció el jueves el departamento.

Los cartuchos de respaldo también contenían direcciones, números de licencias de conductores, nombres de proveedores de seguros de salud y de los empleadores de los padres tanto con o sin la custodia de sus hijos.

Los cartuchos habían sido enviados a las instalaciones de IBM en Boulder como parte de un simulacro en caso de ocurrir un desastre, así la empresa de informática podía evaluar si era capaz de administrar el sistema de sustento de menores del estado desde un lugar remoto, señaló Christine Lally, portavoz de la Oficina de Servicios de Tecnología del estado.

Luego de finalizar la prueba con éxito, los cartuchos con la información fueron devueltos a California. Iron Mountain, que es quien generalmente brinda al estado servicios de transporte seguro para la información delicada, pero la empresa no cuenta con aviones, por lo tanto FedEx fue quien llevó los cartuchos.

El departamento notificó por correo a todas aquellas personas que pudieran verse afectadas por la pérdida de datos ocurrida el 12 de marzo y también notificó a las tres agencias de informes de crédito más importantes, a la oficina del procurador general del estado y a la Oficina para la Protección de la Privacidad del estado.

El Departamento de Servicios de Sustento de Menores recomienda a las personas afectadas por esta pérdida que alerten a sus tarjetas de créditos, obtengan copias de sus informes de crédito y tomen otras medidas adecuadas para proteger su identidad.