“Aburrida” campaña electoral en República Dominicana

Algunos catalogan los discursos de los candidatos como “de baja calidad” y "aburridos"

Santo Domingo-Las acusaciones de corrupción y las descalificaciones entre los dos principales candidatos para las elecciones presidenciales del 20 de mayo son la constante de la reñida campaña electoral que vive la República Dominicana, en la que apenas hay debate de propuestas.

El oficialista Danilo Medina, por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y el opositor Hipólito Mejía, por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), son los dos principales contendientes en esta carrera electoral, en la que participan otros cuatro candidatos a la Presidencia, todos ellos sin opciones de triunfo, según las encuestas.

http://www.clipsyndicate.com/video/playlist/24080/3400665?wpid=10523

La mayoría de los sondeos dan una ligera ventaja a Danilo Medina, pero la diferencia es escasa y se augura unas votaciones a dos vueltas.

La campaña, que acaba de entrar en su segunda mitad sin incidentes violentos, está siendo “de baja calidad” y “aburrida”, dijo a Efe el economista e historiador Bernardo Vega.

Recordó que, tras la modificación de la Constitución, las elecciones serán en domingo, lo que unido al aumento del número de votantes inscritos en el exterior podría elevar el porcentaje de participación al 70 %, frente al 40 % de hace cuatro años, y ello podría dar entre 1 y 1,5 puntos de ventaja al oficialismo.

Sobre la estrategia de los candidatos, el también exgobernador del Banco Central consideró que Mejía “se ha escapado del control” de su equipo “diciendo cosas que no debe decir”, lo que se compensa con una publicidad que lo presenta “como un hombre tranquilo, pensativo”, algo opuesto “a su verdadera personalidad”.

En cuanto a Medina, también su publicidad es “de mejor calidad” que su imagen de hombre “un poco aburrido” que “tiende a responder siempre lo mismo”, señaló Vega.

En materia de eslóganes, según el experto, el de Mejía (“Llegó Papá”) es simple “populismo”, pero no un lema “del siglo XXI”.

El economista Miguel Ceara Hatton, miembro del equipo de Campaña de Mejía, considera en cambio que este eslogan revela el estilo de liderazgo del candidato, “muy directo, muy afectivo, de mucha cercanía”, indicó.

Además, Mejía utiliza también otra consigna- “Un mejor país, pero para todos”, lo que habla del “problema central de esta sociedad, que es el de la equidad”, dijo Ceara a Efe.

Otro comunicador y economista, Euri Cabral, colaborador de Danilo Medina, calificó de “vacío” el lema de Mejía frente al del candidato oficialista- “Continuar lo que está bien, corregir lo que esta mal y hacer lo que nunca se hizo”.

Este eslogan, según Vega, pretende distanciar al candidato oficialista del actual presidente del país, Leonel Fernandez, porque “el nivel de popularidad de Leonel Fernández es tan bajo que no le conviene a Danilo Medina que se les vea juntos”, comentó el analista y exembajador en Washington.

Cabral, sin embargo, recordó que Medina, quien fue ministro de la Presidencia con Fernández, lleva “cinco años fuera del Gobierno”, por lo que la expresión “corregir lo que está mal” a su juicio “no es desvincularse del Gobierno, es que Danilo Medina no tiene ninguna responsabilidad” en la gestión del Ejecutivo.

El clientelismo y el uso de fondos públicos a favor del oficialismo son otros de los temas de esta campaña, en la que, según Ceara Hatton, el candidato opositor “no tiene recursos y tiene que encantar a la población”, mientras que el Gobierno tiene a su disposición un presupuesto “de casi 10.000 millones de dólares”.

La promoción oficialista abarca entre el 60 y el 70 % del total, mientras que el resto se divide entre los partidos de oposición, según este experto, excoordinador de la Oficina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el país.

Ante estas críticas, Cabral argumentó que Fernández tiene que gobernar y, por lo tanto, “hacer cosas que lógicamente beneficiarán a Danilo Medina”, pero descartó que haya un uso de los recursos del Estado en su favor. “Si usted va a una actividad de Danilo Medina se da cuenta de que no hay nada que tenga que ver con el Estado”, explicó a Efe.

Sobre un posible debate entre Medina y Mejía, según Euri Cabral, sería conveniente, pero no se dará porque los asesores de Mejía no se lo permitirán, ya que este tipo de confrontación no es para “hacer chistes”, sino para explicar “cómo enfrentar los problemas”, ironizó.

Vega también lo consideró deseable, pero improbable porque “los asesores de ambos candidatos están en contra”. Los de Medina porque lleva la delantera en las encuestas y no le conviene arriesgar, y los de Mejía porque “temen un exabrupto más” del candidato “metiendo la pata como lo ha hecho ya en un par de ocasiones”, apostilló.