Caen 8 supuestos narcos en México

Las acciones se relacionan con la criminalidad; aún buscan a cuatro

MÉXICO, D. F. (EFE).- Ocho personas murieron en México, cuatro en el estado de Morelos y otros tantos en Michoacán, centro y oeste del país, en varias acciones relacionadas con la criminalidad, informaron ayer fuentes oficiales.

En Michoacán soldados mexicanos abatieron a cuatro presuntos narcotraficantes en un enfrentamiento a balazos registrado anoche en la comunidad de “El Encanto”, en el municipio de Ario de Rosales, informó ayer la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Según el reporte de la XXI Zona Militar, en el lugar ocho presuntos narcotraficantes atacaron un convoy militar desde dos camionetas y los soldados repelieron la agresión.

El personal castrense logró abatir a cuatro de los sicarios, pero los demás huyeron por el monte, donde se ha lanzado una operación en busca de los huidos pero por el momento la misma no ha dado resultados, señalaron fuentes de la Sedena.

En el lugar del enfrentamiento armado los soldados encontraron seis rifles de asalto tipo AK-47 y AR-15. También fueron incautados un millar de cartuchos de varios calibres así como una granada de fragmentación.

Las autoridades presumen que los sicarios podrían pertenecer a la organización criminal conocida como Los Caballeros Templarios, con amplia influencia en Michoacán y otros estados del occidente de México.

En el primer caso la policía encontró los restos de dos jóvenes decapitados de edades comprendidas entre 20 y 25 años en la carretera Chiverías-Puente de Ixtla.

Según las primeras investigaciones, junto a ellos había un narcomensaje cuyo contenido no ha trascendido.

Según las primeras investigaciones de la Procuraduría General de Justicia de Morelos, los cuerpos estaban amarrados de pies y manos, junto a ellos había un narcomensaje cuyo contenido no ha trascendido.

Además, en el municipio de Zacatepec apareció asesinado por heridas de arma blanca el empresario Armando Salgado Méndez, de 70 años.

Finalmente, un último cadáver fue encontrado en el municipio de Xochitepec, en el paraje conocido como puente El Limón, con signos de tortura y heridas producidas con arma blanca, según las autoridades.

Las muertes se suman a las registradas en la ola de violencia que desde diciembre de 2006 ha dejado más de 50 mil muertos en México. Muchos de esos decesos se atribuyen a ajustes de cuentas entre organizaciones criminales rivales.