El futuro del Coliseo

El Coliseo de Los Ángeles es uno de los emblemas de nuestra ciudad que ha estado a la deriva de las influencias políticas y envuelto en actos de corrupción, según los cargo presentados hace un tiempo contra cuatro ex administradores y contratistas. Por eso, la cesión del inmueble para que sea administrado por la Universidad del Sur de California puede ser una salida positiva para el futuro del estadio.

Demás está decir que en una situación regular sería motivo de preocupación que una propiedad de los contribuyentes pase a manos privadas sin mucho más compromiso que abonar un millón de dólares anuales al estado de California por el alquiler del terreno y hacerse cargo de la administración y la seguridad del estadio, según los reportes. Sin embargo, la investigación de Los Ángeles Times sobre el funcionamiento de la comisión administradora del Coliseo reveló un grado de corrupción y soborno que condujo a los cargos formales y a que uno de los acusados, el contratista Tony Estrada, esté prófugo en Brasil.

USC tiene un gran interés en el estadio porque allí hace de local en los juegos de futbol americano. La universidad también se ocupará de hacer renovaciones de infraestructura y tecnología

Al menos USC tendrá un mayor cuidado del Coliseo que la que ha tenido la junta de comisionados seleccionados por diferente políticos.

El Coliseo de Los Ángeles es una pieza valiosa en la historia del deporte por haber cobijado dos olimpiadas y juegos de Super Bowls. Además, es un referente de la comunidad latina por los inumerables encuentros de futbol a lo largo de los años.

Esperamos que se realice la cesión temporal del Coliseo a USC y que la universidad cuide el inmueble de manera que permanezca abierto a distintos eventos que puedan ser disfrutados por el público angelino.