Pascua para todos los creyentes

Múltiples iglesias en LA celebran culto del Día de la Resurrección

Pascua para todos los creyentes
Acto de celebración de la Pascua en la iglesia Shepherd of the Hill en Porter Ranch.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Los Ángeles siempre se ha caracterizado por la diversidad de su población. Grupos inmigrantes y de distintas etnias conviven en la ciudad, cada cual con sus costumbres y tradiciones. Esta diversidad se vio reflejada ayer Día de Pascua en la variedad de las celebraciones cristianas de distintas denominaciones.

La megaiglesia Shepherd of the Hill, en Porter Ranch, al oeste de Los Ángeles montó su tradicional carpa de 50,000 pies cuadrados en espera de los aproximadamente 9,000 feligreses que acostumbran a llegar para la fecha. La iglesia había preparado sillas dentro y fuera de la estructura, al aire libre y voluntarios recibían a los feligreses con café, donas y agua. Bajo la carpa, habían montado un escenario extenso con lugar para el altar, una banda y un coro; mientras que gigantescas pantallas de televisión retransmitían el servicio.

Shepherd of the Hill cuenta con un servicio regular en español los domingos 1:30 p.m., oficiado por el pastor Salvador Fuentes, y para acomodar a sus miembros latinos, la iglesia ofreció un servicio de traducción en español. Debido al gran número de participantes, también se ofreció transporte gratuito desde las estructuras de estacionamiento aledañas hasta la iglesia. Incluso hubo un sector para aquellos que decidieron llegar a caballo.

Miembros de Ride with Pride, una organización que ayuda a personas con discapacidades a montar a caballo con fines terapéuticos, se ofrecieron como voluntarios para cuidar a los caballos durante la misa. La megaiglesia pertenece a la denominación Cristiana de Norteamérica.

Para aquellos que prefirieron la misa católica mexicana tradicional, la iglesia Nuestra Señora Reina de Los Ángeles de la Placita Olvera ofreció varias misas de Pascua a partir de las 6:30 de la mañana. La misa del mediodía en el templo mayor contó con la banda Juquila, mientras que los feligreses que no lograron entrar por la cantidad de gente, pudieron escuchar el servicio desde afuera, enfrente del mural, con música de mariachi.

“La mayor festividad para nosotros es el día de la Virgen de Guadalupe”, explicó Eddie Velásquez, empleado de la iglesia. “Le sigue Navidad, Miércoles de Ceniza y luego Pascua”.

Lo que sí aumenta el domingo de Resurrección es la cantidad de bautizos, señaló. Velásquez explicó que en la mañana se habían celebrado los bautizos de cinco grupos de alrededor cien niños cada uno. “Cada niño que se bautiza llega con alrededor de seis invitados, calcule usted la cantidad de gente que es”, agregó.

En el patio de la iglesia se veían cientos de bebés y niñitos pequeños con sofisticados trajes blancos de bautizo y sus padres esperando en línea para el número que les permitiría entrar a bautizar a sus pequeños.

Una celebración menos tradicional tuvo lugar en la iglesia MCC del Valle (Metropolitan Community Church), ubicada en el bulevar Cahuenga de North Hollywood , que celebró la Pascua en su horario habitual de las 10:30 de la mañana. Al servicio le siguió un almuerzo con contribuciones gastronómicas de todos sus miembros. El servicio comenzó al aire libre, en los jardines de la iglesia. El reverendo Robert “Bob” Shore-Goss, quien fue cura católico antes de cambiarse a MCC, bendijo una cruz celta que honraba la tierra y explicó que la celebración de la resurrección debía hacerse en el jardín, porque fue en el jardín donde resucitó Jesucristo.

“La tierra es un miembro más de nuestra congregación”, señaló el pastor y agregó que uno de los mayores focos de su congregación era el contacto con la naturaleza. “Cuando nos desconectamos de la naturaleza, nos desconectamos de nuestra propia alma”, señaló.

Ayer el jardín, poblado con estatuas de San Francisco de Asís ofrecía un refugio apto para la meditación, en medio de las ajetreadas calles de North Hollywood.

La iglesia, originalmente fundada para feligreses homosexuales, lesbianas, transgénero y bisexuales, pero abierta a todos los que quieran participar, cuenta con varios jardines de hierbas, vegetales, y desierto, entre otros. Los vegetales que se cosechan son donados a personas mayores de bajos recursos, y a refugios de la zona. El diácono Art Chiapa-Cook explicó que muchos miembros llegan a MCC en busca de aceptación.

“Los latinos son muy conservadores y cuando dejamos la iglesia católica pasamos por un periodo de culpa”, señaló. “Pero estamos aquí [en la iglesia] para relacionarnos con Dios, sin importar quién eres, tu orientación sexual, o lo que hayas hecho”.

Los católicos hispanos más conservadores eligieron la misa en español de las 12:30 p.m., en la catedral Nuestra Señora de Los Ángeles, que también ofreció un servicio bilingüe a las 2:30 p.m, se llenó de feligreses que asistieron al servicio tradicional católico para celebrar la resurrección de Jesucristo.