AMBRIZ NO VA A RENUNCIAR

GUADALAJARA, México.- Ayer, al final del partido que perdieron las Chivas, uno de los más tristes era el técnico Ignacio Ambriz, quien a pesar de haber sumado su cuarto revés consecutivo señaló que no renunciará.

“No soy de las personas a las que les gusta abandonar barcos, no me gusta porque mi carrera siempre ha sido de luchar, de intentar mejorar, de poner siempre la cara, de ponerme el chaleco y recibir las balas, en realidad, te soy sincero, no he pensado en renunciar”, enfatizó.

“Hoy [ayer] nos ha tocado la de malas, pero al final el trabajo es el que te tiene que sacar adelante”, agregó.

Sin embargo, Ambriz admitió oestar consciente de que los técnicos son hijos de los resultados y que a partir de hoy todo puede suceder con su puesto.

“Sí, es normal [que me puedan despedir], cualquier entrenador, cuando llega a un equipo, debe tener las maletas preparadas, pero eso no me espanta porque lo único que he hecho es trabajar, intentar que esto mejore, han existido lapsos en que mejoró y lapsos en que no han salido las cosas”.

Lo anterior en relación a que antes de la actual racha negativa parecía que el Guadalajara podría resurgir.

“Es cierto que por ahí tuvimos un levantón, y parecía que todo se pintaba de otro color, después caímos en un bache muy feo, tenemos cuatro derrotas seguidas y yo creo que este club no puede darse ese lujo”, dijo.

“No me queda de otra más que trabajar”, añadiósentenció Ambriz.

Sobre el partido ante Vélez, entrenador dijo que se queda con un “sabor amargo” por la derrota.

“Sí. Deja un sabor amargo. Sabíamos que tendríamos un rival muy complicado, que sabía manejar los tiempos del partido, con mucho oficio”, reconoció Ambriz en rueda de prensa.

El técnico manifestó también que Chivas ha pagado el no haber convertido las ocasiones de gol que se le presentaron durante el partido en el que tenían la obligación de ganar para mantener altas sus expectativas en la Copa.

“Lo único que nos podía ayudar para poder llegar al último partido y llegar a un mejor resultado era ganar este partido y no lo logramos”, apuntó.

Ambriz señaló que el encuentro ante el Deportivo Quito, al que llegarán obligados a ganar por cuatro goles, “todavía está muy lejos”, y por ahora el equipo tiene que pensar en el cotejo de la Liga local que disputará con Tigres.

Y aseguró: “Todavía hay muchos partidos en que las Chivas tienen que levantar la cara”.