‘Canelo’ va por el mejor Mosley

Canelo toma las previsiones necesarias, y aún más, porque espera al mejor Mosley, quien se prepara también y nunca ha sido noqueado

‘Canelo’ va por  el mejor Mosley
Saúl Álvarez entrena con todo en las montañas de Big Bear para enca- rar su gran cita ante 'Sugar' Shane Mosley en Las Vegas.
Foto: HoganPhotos / GBP

BIG BEAR, California.- El escenario es distinto, pero el personaje es el mismo.

Son las elevadas montañas de Big Bear Lake, en el camino entre Los Ángeles y Las Vegas, y de entre el silencio de este retiro apacible surge la figura de Saúl “Canelo” Álvarez, con la actitud reposada de un lugareño, para dar la versión oficial de lo que pasa en su entorno camino al combate contra Shane “Sugar” Mosley del próximo 5 de mayo, ante quien expondrá su título mundial superwelter CMB.

Un “Canelo” escapista que deja atrás su amada Guadalajara y se asila en las alturas californianas, por este día vestidas de blanco por una nevada que hizo interminable el camino hacia el campamento de Golden Boy Promotions, donde se prepara para un combate que puede ser el parteaguas de su carrera.

¿El más difícil?. No lo acepta así. ¿El más importante? No lo afirma, pero en todo caso estará frente al enemigo de más postín y que lo pone en un escala distinta para el mercado estadounidense.

¿Le tomaron gusto a Big Bear?

“Sí, definitivamente está muy bien este lugar. Te dedicas a lo que es tu trabajo. Y no hay distracciones”.

Ni tentaciones.

“Me estoy preparando para el mejor Mosley, no creo que porque tenga 40 años sea un peleador fácil. Es de los boxeadores más completos que hay, y creo que está mejor que muchos jóvenes”, le recuerda a una nube de reporteros.

¿En qué etapa está su preparación?

“A casi un mes de la pelea estamos con todo bajo control? el peso, el ritmo y las rutinas. Llegaré en perfecto estado”.

Sabe que el recurso esencial del boxeo de su enemigo es la velocidad, lo que para un peleador con tendencia a ser estático, como el jalisciense, puede ser un problema serio.

“Estamos trabajando mucho en velocidad, tenemos que contrarrestar esa fortaleza que él tiene, y muchas otras cosas, como sus combinaciones y su pegada”, afirma convencido.

Todas las previsiones necesarias, y aún más, porque esperan al mejor Mosley, quien se prepara muy cerca de este lugar y quien nunca ha sido noqueado.

¿Le gusta el reto de llegar a ser el primero en noquear a Mosley?

“Nunca subo al ring en busca de un nocaut. Si llega, es bienvenido, pero no me lo propongo, el nocaut llega por lo que pasa en el ring”.

No se arriesga a decir que va a noquear a Mosley, sobre todo por prudencia, pero también sabe que su rival se ha graduado como un experto en mexicanos.

Óscar de la Hoya, Fernando Vargas, Raúl Márquez, Antonio Margarito, entre otros aztecas, pasaron por las armas del nativo de Pomona, quien subirá al ring con la idea de “engordar” esa lista.

“Ya veo que Mosley le ha ganado a muchos mexicanos. Estaremos atentos para que no me ponga entre sus víctimas”, dice divertido.

Afuera el clima es inhóspito. Cae nieve y el frío cala los huesos.

Mientras, el “Canelo” Álvarez, a puerta cerrada y rodeado de decenas de periodistas que escruta cada uno de sus movimientos, guantea, corre el ring, hace pera-loca y deja en cada lance esfuerzo y compromiso con su carrera.

Cada día trae su afán y cada pelea escribe una historia.

Para el “Canelo”, enfrentar a Mosley es mucho más que el compromiso ante un viejo maestro al que quiere ganar y con el que puede perder.

Sabe que, por el mercado y la figura legendaria de Mosley, ésta llegaría a ser la mejor de sus victorias y la que lo ponga bajo los reflectores de Las Vegas para grandes cosas.

En su primer combate en la capital del juego hace justo dos años, “Canelo” venció a José Miguel Cotto, tras un inicio vacilante, y dejó pruebas de su potencial. Ahora regresa y sabe que lo esperan.

Es su segunda aparición en Las Vegas, regresa con cinco triunfos más. Como campeón mundial,¿está consciente de que todos lo miran?

“Llevó más experiencia. No cometeré los errores de mi primera vez, cuando me afectó el debut, creo que verán a un mejor peleador. En dos años he aprendido muchas cosas. Es una pelea clave para mí, sé que me observan y debo dar una gran actuación y lograr una gran victoria, para eso me estoy preparando”.

Sabe -pero no lo expresa de manera frontal-, que por estar en la misma cartelera de Mayweather-Cotto, las miradas estarán sobre cada uno de sus movimientos, cada paso, para saber si es que -más que un mercado poderoso-, tiene cómo desafiar legítimamente al controversial “Money”.

¿Piensa en Mosley o en Mayweather?

(Sonríe) “En Mosley, pienso en Mosley. Siempre pienso en la próxima pelea, en el rival que hay al frente”.

Esta pelea es el 5 de mayo, fecha importante para todos los mexicanos, pero descarta que sea una presión adicional.

“Me motiva, es el aniversario de la Batalla de Puebla, celebración para los mexicanos, y qué mejor que festejar con una victoria”.

El clima afuera sigue implacable. El “Canelo” se toma un respiro, bebe agua, asiente con un gesto y vuelve a la carga.

Así hasta el 30 de abril, cuando los contendientes dejarán Big Bear y viajarán a Las Vegas.