Otro museo Guggenheim

Arquitectura y diseño se suman a la revolucionaria red de entramado artístico
Otro museo Guggenheim
El Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York es un icono arquitectónico.
Foto: Daniela Silva / EDLP

MADRID, España.- El revolucionario entramado artístico Guggenheim crecerá con el nuevo museo que se construirá en Helsinki, que aportará contenidos de diseño, arquitectura y tecnologías a colecciones basadas principalmente en la pintura y la escultura contemporáneas.

El magnate estadounidense Salomom R. Guggenheim creó en 1937 la Fundación desde la que se ha impulsado una de las más ingentes tareas de coleccionismo, conservación e investigación del arte moderno y contemporáneo.

La red global de museos comenzó a tejerse en los años 70 y desde 1997 no ha parado de extenderse hasta llegar a los cuatro actualmente abiertos en Nueva York, Venecia (Italia), Bilbao (España) y Berlín, si bien el alemán cerrará sus puertas a finales de este año.

A ellos se suman los proyectados en Abu Dhabi (Emiratos Árabes) y el de Helsinki, al que en febrero dio el visto bueno su hermano español.

Además, sus sedes -a excepción de la berlinesa y la italiana- son referencias arquitectónicas mundiales por sus diseños vanguardistas.

Así ocurre con la de Nueva York, obra del prestigioso arquitecto Frank Lloyd Wright. Desde 1959 el edificio se considera uno de los hitos de la arquitectura del siglo XX. Su colección permanente es una de las más importantes en las diferentes vanguardias y corrientes pictóricas del pasado siglo.

La llegada del Guggenheim a Bilbao, con diseño del canadiense Frank Gehry, cambió la fisonomía de la ciudad. Inaugurado en 1997, es considerado uno de los más sorprendentes edificios de la arquitectura contemporánea y alberga obras que van desde mediados del siglo XX hasta la actualidad.

La institución bilbaína está concentrada en la pintura y la escultura americana y europea de la posguerra. Su Fundación ha dado su consentimiento para el centro de Helsinki con la condición de que el centro español sea la primera sede en Europa en la que se ofrecerán las exposiciones temporales que organice el museo de Nueva York en el viejo continente.

El de Venecia (Italia) se ubica en un palacio renacentista del Gran Canal veneciano y acoge la colección Peggy Guggenheim, sobrina del magnate.

Fue uno de los primeros museos de Europa dedicado al arte moderno con obras representativas del cubismo, el surrealismo y el expresionismo abstracto.

En Berlín se encuentra el Deutsche Guggenheim, uno de los referentes del arte contemporáneo en la capital germana y considerado desde su fundación en 1997 como un ejemplo único de cooperación entre un banco y esta fundación estadounidense.

Pese a los 1.8 de visitantes que han pasado por las 57 muestras celebradas, la Fundación Guggenheim y el Deutsche Bank han decidido no renovar su acuerdo, que expirará a finales de este año, cuando se cerrará la sala de exposiciones.

No obstante, este emporio del arte contemporáneo contará en 2013 con un nuevo miembro, en Abu Dhabi (Emiratos Árabes). También con diseño de Frank Ghery, sus 30,000 metros cuadrados lo convertirán en el mayor de los existentes.

Estará enfocado al arte contemporáneo de Oriente Medio y, aunque por cuestiones climáticas el arquitecto ha renunciado a sus tradicionales coberturas de metal, mantendrá el juego de volúmenes que caracterizan su obra.

Y la última incorporación, por el momento, es la de Helsinki. En su puerto sur, en pleno centro urbano, se creará un museo de 12,000 metros cuadrados centrado en el diseño, la arquitectura y la tecnología, aunque al igual que el de Berlín no tendrá colección propia.

Según un estudio de viabilidad elaborado por la Fundación Solomon R. Guggenheim, su coste ascendería a unos 186 millones de dólares y podría atraer a entre 400,000 y 650,000 visitantes al año, de los que cerca del 40% sería turistas extranjeros, principalmente del norte de Europa.