VI Cumbre culmina sin declaración final

En el tema de Cuba y las Malvinas hubo desacuerdos entre los presidentes.

Foto oficial de los presidentes asistentes a la VI Cumbre de las Américas.
Foto oficial de los presidentes asistentes a la VI Cumbre de las Américas.
Foto: AP

CARTAGENA – La VI Cumbre de las Américas culminó ayer sin una declaración final y nubarrones sobre la posibilidad de que todos los países asistan al próximo cónclave.

La próxima cumbre está prevista para 2015 en Panamá, cuyo actual mandatario es Ricardo Martinelli, según ratificó el anfitrión de la cita en Cartagena, el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Funcionarios estadounidenses dijeron que desacuerdos sobre temas como la participación de Cuba en este tipo de cumbres y el reclamo de Argentina al Reino Unido por las islas Malvinas impidieron llegar a un texto de consenso.

Ya el viernes, los cancilleres de Argentina Héctor Timerman, el de Venezuela Nicolás Maduro y el de Uruguay Luis Almagro habían asegurado que fue la oposición de Estados Unidos y Canadá a incluir el tema de Cuba lo que llevó a que los ministros del Exterior decidieran no presentar un borrador de declaración final a los mandatarios.

Y aunque Almagro matizó que los presidentes podían aún negociar durante el fin de semana, en la jornada quedó claro que los gobiernos mantuvieron sus respectivas posiciones impidiendo el consenso necesario.

En una conferencia de prensa final de la cumbre, Santos dijo que “no hay declaración, precisamente porque no hay consenso” sobre esos temas de Cuba y las Malvinas.

En las cumbres, recordó el dirigente colombiano, el sistema escogido para acordar las declaraciones finales es el consenso y si un país se opone a un tema, eso detiene su aprobación.

Agregó que “antes (en otras cumbres) eran unas declaraciones que a nivel técnico se elaboraban, venían los presidentes, les daban su visto bueno y se iban para su casa… Aquí se discutió todo. Eso es un inmenso avance”.

El de Cuba “era un tema de esos álgidos, donde nadie iba a pensar que de esta cumbre iba a salir una decisión, pero sí hubo una discusión por primera vez”, sostuvo Santos.

Que se discutiera lo de Cuba “tiene un peso político importante, eso no se había visto antes. Eso debe iniciar una serie de acercamientos, de puentes que nos permita, ojalá, dentro de tres años tener a Cuba en la próxima cumbre”, dijo Santos.

Destacó que el hecho de “que se haya iniciado la discusión… eso tiene ya, de por sí, una tremenda importancia”.

No es la primera vez que una Cumbre de las Américas culmina sin acuerdo. La de Mar del Plata en noviembre de 2005 en Argentina culminó también sin texto final debido a desacuerdos sobre temas como el ALCA, una zona hemisférica de libre comercio.