Haga dinero reciclando

Separar los desechos, reciclar y reutilizar lo usado son una manera de ahorrar
Haga dinero reciclando
Eduque, informe e involucre a todos los miembros de su familia en el proceso de reciclaje de papeles, metal, botellas vacías y demás materiales.
Foto: Thinkstock

Los Ángeles.- Cada vez más las personas están mostrando auténtica preocupación por el medio ambiente y por desarrollar comunidades con estilos de vida ecológicos. Tanto, que en buena medida ya es parte de nuestros hábitos separar los desperdicios inorgánicos en contenedores para aluminio, vidrio, papel, cartón y plástico, entre otros materiales reciclables, y de paso recuperamos algunos dólares.

¿Pero qué más podemos hacer? Para Errol H. Segal, gerente de Active Recycling, empresa de reaprovechamiento de metal y acero, basta con revisar en el garaje, ático, sótano o bodega de la casa donde se guardan las herramientas en desuso, donde se tienen arrumbados “los cacharros y fierros viejos”, para descubrir que se tienen muchos otros objetos de materiales reciclables.

Son reciclables objetos tan diversos y de uso diario en los hogares como estufas, refrigeradores, lavadoras, filtros, baterías, computadoras. El reciclaje es un proceso que permite que un producto ya usado se vuelva a utilizar como materia prima, para hacer un producto nuevo.

En una economía como la que vivimos hoy en día, en la que cada dólar extra cuenta, reciclar es una forma de ayudar a la economía doméstica al mismo tiempo que uno pone su parte para mejorar el planeta. Cifras recientes de estudios sobre el comportamiento socio-económico en Estados Unidos, muestran que en 2011 cerca del 45% de los hogares estadounidenses reciclaron sus viejos artículos chatarra de metal.

Los humanos aún estamos creando una cultura de relación amigable con el medio ambiente. Queremos disfrutar los avances y comodidades que ofrece la tecnología, pero no al costo de destruir la vida del planeta.

Podemos empezar por el tratamiento de nuestros propios desperdicios, (reducir, separar, reciclar, reutilizar) en casa, que es la parte más importante de lo que cada uno de los seres que habitamos el planeta podemos hacer para ayudar a salvarlo.

Disponga de un espacio en donde pueda juntar, separándolos por categorías (vidrio, plástico, aluminio, papel o cartón), los materiales reciclables para vender o reutilizar.

Una vez que su almacén esté lleno a capacidad, venda los materiales reciclables en el centro de acopio más próximo. Haga el menor número de viajes al centro de reciclado para ahorrar tiempo y combustible.

Reúna electrónicos como televisores, teléfonos celulares y computadoras viejas o descontinuadas, y véndalas a compañas como usedcomputer.com o usedphones.com que compran electrónicos usados para su compostura y reutilización.

No los arroje al bote de basura. Mejor venda sus libros, muebles, ropa, y otros artículos que ya no usa en el mercado local de pulgas, tianguis o tiendas de descuento, o haga su propia venta de garaje.

Cargue sus electrodomésticos viejos y llévelos al centro de acopio de chatarra de su localidad que acepte metales como acero, cobre y aluminio. Además de recibir dinero en efectivo por el peso de la carga, sentirá satisfacción de saber que ha ayudado a reciclar.