FBI advierte que miles de computadoras pueden quedar sin Internet

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha creado una página web (www.dcwg.org) que permitirá a los usuarios determinar si sus ordenadores podrían estar entre los afectados

La agencia federal calcula que alrededor de 350 mil computadoras siguen infectados, entre ellos 85,000 en Estados Unidos.
La agencia federal calcula que alrededor de 350 mil computadoras siguen infectados, entre ellos 85,000 en Estados Unidos.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

WASHINGTON (EFE).- Más de 300 mil usuarios de ordenador de todo el mundo pueden perder su acceso a Internet a partir del 9 de julio, cuando el FBI apagará los servidores temporales que se activaron tras descubrirse una importante trama de piratería.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha creado una página web (www.dcwg.org) que permitirá a los usuarios determinar si sus ordenadores podrían estar entre los afectados por la trama, informó hoy un portavoz de la agencia estadounidense a la cadena CNN.

El apagón se explica por la llamada Operación Click Fantasma, que en noviembre llevó a la detención de seis ciudadanos estonios acusados de fraude, al infectar cientos de miles de ordenadores en todo el mundo con un código malicioso llamado “DNS Changer”, que facilitaba la entrada de virus informáticos en el sistema.

Según el FBI, los piratas utilizaron ese acceso para redirigir a los usuarios a sus propios servidores y manipular la publicidad en línea, con lo que ganaron hasta 14 millones de dólares en ingresos ilegales.

La agencia federal calcula que alrededor de 350 mil ordenadores siguen infectados, entre ellos 85,000 en Estados Unidos, donde el virus llegó incluso a computadoras de la NASA.

Al desmantelar la trama, el FBI activó servidores temporales para evitar la desconexión inmediata de muchos de los usuarios infectados, y darles tiempo a limpiar sus archivos.

El próximo 9 de julio, la agencia apagará definitivamente esos servidores, por lo que urge a los usuarios de todo el mundo a comprobar en su nueva página web si el suyo es uno de los ordenadores afectados.