Servicio Secreto despide a 8 de los 12 agentes vinculados con prostitutas

A otro se le suspendió la licencia y otros tres fueron exonerados. Por otro lado, la Secretaria de Seguridad Nacional rindió cuentas hoy ante el Senado

WASHINGTON – El presidente Barack Obama no estuvo en riesgo como resultado de la contratación de prostitutas por parte de agentes de Servicio Secreto en un hotel de Colombia, dijo hoy la secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano ante un panel del Senado.

La funcionaria, interrogada por la Comisión Judicial de la cámara alta por primera vez desde que estalló el escándalo a inicios de este mes, testificó que las acusaciones son “inexcusable” y que está en curso “una investigación minuciosa y a cabalidad”.

“Los 12… han sido sujetos de acción personal o han sido exonerados o (acusados) de conducta grave”, señaló Napolitano respecto a los agentes involucrados. “No permitiremos que las acciones de unos cuantos manchen el orgulloso legado del Servicio Secreto”, agregó.

Napolitano dijo además que parte de la investigación incluirá una revisión de la capacitación para ver “si es necesario reforzar algo”.

Cuando el presidente del comité, el senador demócrata Patrick Leahy, le preguntó si los agentes están entrenados específicamente en asuntos relacionados con tener relaciones íntimas con ciudadanos extranjeros, ella respondió que el entrenamiento está “enfocado en el profesionalismo, sobre conducta consistente en los más elevados estándares morales”.

Napolitano testificó que la Oficina de Responsabilidad Profesional del Servicio Secreto, la cual está investigando el incidente ocurrido en Cartagena, Colombia, no había recibido ninguna queja similar de mala conducta en los últimos dos años y medio.

El senador Leahy dijo antes de la audiencia que quería saber qué tan avanzada está la investigación sobre las faltas de conducta profesional y si tal comportamiento por parte de agentes ha sido tolerado en el pasado.

“Pienso que es una pregunta muy válida; y se la he hecho dos veces al director del Servicio Secreto. Lo preguntaremos nuevamente”, dijo Leahy al programa “Today Show” de la cadena de televisión NBC.

El Servicio Secreto anunció a última hora del martes que de los 12 implicados, ocho habían sido cesados, a uno más se le suspendió su licencia y tres fueron exonerados, todo ello a dos semanas de la noche en cuestión.

El escándalo estalló tras un altercado entre un empleado del Servicio Secreto y una prostituta que exigía el pago de sus servicios en el vestíbulo del Hotel Caribe antes de la llegada del presidente Obama a la Cumbre de las Américas en Cartagena. Una docena de efectivos del ejército estadounidense también están implicados, y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, dijo esta semana que a estos últimos se les revocaron sus credenciales.

La investigación de parte de las autoridades militares sobre el incidente continúa.