Bolívar le pega a Santos

Bolivianos derrotan a brasileños en la ida de octavos de Libertadores
Bolívar le pega a Santos
El jugador del Bolívar, Pablo Frontin (der.), pelea el balón con el delantero de Santos, Neymar, en el duelo de Copa Libertadores.
Foto: AP

LA PAZ, Bolivia (EFE).- El Bolívar boliviano sufrió ayer para derrotar en los 3 mil 600 metros de altitud de La Paz al Santos de Neymar por 2-1 en el partido de ida de octavos de final de la Copa Libertadores y con ese margen mínimo de ventaja disputará su permanencia en el torneo el 10 de mayo en territorio brasileño.

El Bolívar ayer se fue en ventaja al minuto y medio del pitido inicial con un gol que mezcló drama y comedia.

El tiro libre ejecutado por el creativo Jhasmani Campos tuvo una “ventana” de distracción para los rivales hecha por dos compañeros, a centímetros del balón.

La ventaja se abrió ante el remate, el balón superó la barrera y explotó en el vertical izquierdo del guardameta Rafael, que voló con tan mala suerte que el balón rebotó en la espalda y tomó la trayectoria del fondo de la red.

El retorno de Ferreira a la cancha tras semanas de baja por una lesión animó a la hinchada celeste, pero la alegría no duró más de 20 minutos porque el técnico argentino Guillermo Hoyos tuvo que sacarlo, tras una pálida actuación.

Como ocurrió en el choque con The Strongest en febrero, Neymar desperdició, al menos, tres oportunidades de gol.

En el 34′, el árbitro Enrique Osses decretó un tiro libre cerca del área celeste, ideal para el alcance de Elano. El arquero Marcos Argüello contuvo a medias el remate, cuya trayectoria se desvió hasta chocar con el vertical derecho.

El balón tomó camino al centro de la portería y antes de que el meta lo atrapara, Maranhao aprovechó para anidarlo en la red. El primer tiempo terminó con un Bolívar desordenado, un Santos conforme con el empate.

En el segundo tiempo, el delantero Juan Carlos Arce pudo poner en ventaja a su equipo pero Rafael neutralizó su intención.

Los brasileños tuvieron mayor dominio en los primeros minutos del segundo tiempo, aunque mostraron un juego lento y pesado.

En el 67′, Campos tuvo la oportunidad más clara de ampliar el marcador, pero la perdió por arriesgar un tiro al arco, ignorando a Arce que aguardaba en el área y estaba habilitado.

Campos por fin logró su cometido y, con un remate de larga distancia, marcó el de la victoria para el Bolívar.

El Internacional de Porto Alegre y el Fluminense empataron a cero en el Clásico brasileño por los octavos de final de la Copa Libertadores y dejaron la decisión para el partido de vuelta, el próximo 10 de mayo en Río de Janeiro.

El local, que sufrió para avanzar a la segunda fase de la Copa Libertadores, intentó romper el planteamiento defensivo del técnico visitante Abel Braga, un viejo conocido de la afición de Porto Alegre tras sus diversos pasajes por el Internacional, con el que incluso se consagró como campeón del torneo continental.

El artillero Leandro Damiao, atacante Dagoberto y Jesús Dátolo, el trío ofensivo del Internacional y que es conocido como “Da-da-da”, no contó con la suerte de otros partidos y tuvo también al frente al portero Diego Cavallieri, que ahogó el grito de gol de los más de 25 mil espectadores.

Antes de finalizar la primera parte, el Internacional perdió al lateral Kléber por lesión. En el segundo tiempo, el Fluminense no bajó la guardia y el brasileño portugués Deco, Thiago Neves y los atacantes Fred y Rafael Sobis inquietaron la defensa local, pero todo siguió igual.

Casi al final el Internacional estrelló un balón en el palo por intermedio de Jo, que ingresó en el epílogo del partido.