Chávez regresa con gran discreción

Estuvo en Cuba para tratamiento de radioterapia
Chávez regresa   con gran discreción

CARACAS, Venezuela (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, regresó a su país procedente de Cuba, en medio de una inusitada discreción, sin actos públicos y apenas unos breves comentarios transmitidos en diferido por la televisión estatal.

Chávez llegó al aeropuerto internacional Maiquetía, cercano a Caracas, tras pasar once días en La Habana para recibir el tratamiento de radioterapia que le fue prescrito tras ser sometido en febrero pasado a una operación para extraerle un nuevo tumor.

“Estoy muy feliz de estar aquí de nuevo, aunque nunca me voy de verdad, pero físicamente”, dijo el presidente en una conversación con varios de sus ministros que le recibieron en el aeropuerto y de la que la televisión estatal VTV transmitió una parte.

Chávez no hizo ningún comentario, al menos no públicamente, sobre su estado de salud ni sobre el tratamiento que sigue después de la operación del pasado 26 de febrero, en la que le fue extraído un tumor canceroso, recurrencia del cáncer del que fue intervenido en junio del año pasado.

Vestido con ropa deportiva y rodeado por parte de su Gabinete de Gobierno, incluido el vicepresidente Elías Jaua, Chávez comentó que durante el viaje a Venezuela revisó los detalles de la Ley Orgánica del Trabajo que el Gobierno tiene previsto aprobar para el Primero de Mayo.

Poco más. No hubo cadena de televisión que transmitiera su llegada, como en otras ocasiones en que volvió al país ni más detalles sobre su salud.

Horas más tarde, Chávez saludó telefónicamente a un grupo de seguidores durante un acto de su partido con vistas a las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre y los llamó a la unidad frente a la “guerra psicológica” del enemigo.

“Pedirles ahora que estoy de retorno nuevamente a la tierra patria continuar con fortaleza, con mística revolucionaria unidad, unidad, unidad; esa debe ser nuestra divisa”, señaló el jefe de Estado en un contacto a través del móvil de Jaua.

Llamó a no dejarse “confundir” con la “campaña sucia, de guerra psicológica” que atribuyó a las “filas adversarias” y que, a su juicio, busca “confundir a los cuadros de la revolución, confundir al pueblo, atemorizarlo”.

El ministro venezolano de Comunicación e Información, Andrés Izarra, informó de la llegada del gobernante a través de la red social Twitter, donde colgó una imagen del momento.

Chávez se trasladó a Cuba el pasado 14 de abril con permiso de la Asamblea Nacional para permanecer fuera del país el tiempo que considerara oportuno.

Durante estos días, el presidente se sometió a dos fases de radioterapia, que debían haber completado las cinco semanas de tratamiento que anunció que iba a durar todo el proceso.

Esta semana, el propio gobernante aclaró que iba a permanecer en Caracas los días 26, 27 y 28 y luego continuaría con esa terapia.

“Luego viene otra sesión de radioterapia, hay que continuar el tratamiento y otras evaluaciones adicionales”, señaló el lunes Chávez en una comunicación telefónica desde La Habana, sin precisar el lugar en el que continuaría ese tratamiento.