Declaran culpable al expresidente de Liberia por crímenes de guerra

Holanda — En un fallo histórico, una corte internacional determinó hoy que el expresidente liberiano Charles Taylor es responsable penalmente de crímenes de guerra y de lesa humanidad por apoyar las brutales acciones de los rebeldes de Sierra Leona a cambio de los llamados “diamantes de sangre”.

El juez que preside el tribunal, Richard Lussick, dijo que el caudillo convertido en presidente proporcionó armas, municiones, equipo de comunicaciones y planificación a los rebeldes responsables por numerosas atrocidades en la guerra civil de Sierra Leona, entre 1991 y 2002. Lussick consideró que el apoyo dado por Taylor, de 64 años, fue “sostenido y significativo”.

Taylor se había declarado inocente de 11 cargos, entre ellos asesinato, violación, actos de terrorismo y el reclutamiento de niños a las filas del ejército rebelde. Cuando Lussick informó los veredictos, Taylor permaneció de pie e impertérrito.

La sentencia se impondrá después.