La ‘Tierra Prometida’ está en Bolivia

El Tipnis, es un parque nacional que defienden los nativos amazónicos de Bolivia
La ‘Tierra Prometida’ está en Bolivia
Panorámica de una parte del parque natural Tipnis que los indígenas bolivianos buscan proteger mediante una masiva marcha (abajo) de 17 kilómetros recorriendo el país hasta llegar a La Paz en los próximos días.
Foto: fotos EFE

La Paz/EFE – El parque nacional Tipnis, epicentro de un enfrentamiento del presidente boliviano, Evo Morales, con indígenas de la Amazonía, es la ‘Tierra prometida’ que los nativos de esa zona defienden como espacio propio, ideal para vivir.

Tipnis está conformado por 1,2 millones de hectáreas del centro de Bolivia, entre los departamentos de Cochabamba y Beni, donde viven 14,000 indígenas de las etnias trinitaria-moxeña, yuracaré y chimán, en medio de un extraordinario habitat animal y vegetal.

“Es nuestro espacio de vida, es un territorio que nos ha costado lucha y sacrificio conquistarlo y consolidarlo”, dijo a Efe el líder indígena Adolfo Moye, moxeño de 32 años, sobre el lugar al que llegaron sus antepasados tras años de exploración.

“Recorrieron gran parte del departamento del Beni buscando un espacio donde vivir tranquilos, donde no hubiera interferencias de grupos de personas extrañas hacia nuestros pueblos y que permitiera compartir una convivencia armónica entre etnias”, sostuvo Moye.

Tras ser evangelizados por misioneros jesuitas, cansados de sufrir abusos de blancos y mestizos que colonizaron esa región, los nativos escenificaron su propia búsqueda de la ‘Tierra Prometida’, como en las historias bíblicas que escucharon, según Moye.

El lugar elegido fue bautizado “Loma Santa”, por estar en una zona donde hay altitudes propicias para cultivos, en medio de llanuras bajas, habitualmente inundadas.

Desde 1990 se llama oficialmente Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y saltó en 2011 a las portadas de la prensa internacional por la lucha de sus habitantes contra la carretera que promueve Morales, financia Brasil y partirá en dos esa reserva ecológica.

El territorio adquirió el estatus de Parque Nacional y Territorio Indígena tras una primera caminata de nativos que subieron de la Amazonía a La Paz en 1990, ante las primeras invasiones de campesinos, ganaderos y madereros.

Fue su primera travesía hasta los Andes a lo largo de más de 500 kilómetros, pasando por puertos de montaña de 5,000 metros de altitud.

En 2011 fue la octava caminata, para rechazar la carretera que se empeña en construir el Gobierno entre Cochabamba y Beni, pasando por la mitad del Tipnis.

Los amazónicos comienzan este viernes otra andadura hacia La Paz, la novena, porque Morales insiste en la obra pese a que en 2011 firmó una ley que la prohíbe, y aunque la disputa ha marchitado su imagen de ecologista e indigenista.

La marcha es el arma con que los indígenas de Bolivia protestan y luchan por sus derechos.

Moye, que entre 2007 y 2011 fue el principal líder del Tipnis y partirá mañana con la marcha, la tercera para él, sostiene que la carretera supondrá una gran peligro para la preservación de la fauna y la flora del lugar.

Los indígenas acusan a Morales, de origen aimara, de querer la carretera para facilitar las exportaciones de Brasil a través de Bolivia y para permitir asentamientos de productores de coca, materia prima de la cocaína.

Además, para abrir las puertas a la exploración y explotación de hidrocarburos.