Marcha pacífica en San José

Cientos salieron a protestar pero no como en años anteriores

SAN JOSE CA.- En el sur de la bahía diferentes grupos se unieron para participar en la marcha migratoria del 1 de mayo. A diferencia de años anteriores se sumaron grupos que persiguen diferentes causas y pese a ello la manifestación no llegó ni a los mil participantes, según estimaciones de esta reportera.

La marcha del 1 de mayo presentó este año un rostro diferente. Representantes de sindicatos que asistieron expresaron algunas de sus preocupaciones laborales como el hecho de que haya trabajadores que no cuenten con contratos justos. También a la marcha se unieron estudiantes y jóvenes que buscan que pase el Dream Act (Acta de los sueños).

Conforme pasan los años, en San José cada vez participan menos en esta marcha. Según el activista José Sandoval, líder del grupo Voluntarios de la Comunidad, la gente asiste menos porque ya no tiene esperanza, está desmoralizada y hay promesas incumplidas de la administración de Barack Obama.

“No hay reforma migratoria, ni mucho menos alguna esperanza de que los republicanos intenten algo con nuestra gente”, explicó Sandoval.

Pese a la poca participación, Sandoval no ha parado de organizar marchas pro inmigrantes. “Cada vez somos menos y nosotros mismos nos hacemos daño y no medimos las consecuencias al no participar en importantes acciones como éstas”, agregó.

Por su parte el abogado de inmigración y director ejecutivo de Human Agenda en San José, Richard Hobbs, confirma la versión de Sandoval.

“La desesperanza ante el control político, la lucha por la supervivencia individual y la falta de liderazgo, son factores que han conducido a una baja de activismo. Tenemos que reactivar al pueblo con una visión y una estrategia que cumpla con las necesidades de los inmigrantes. Debemos romper con las estrategias existentes y crear instituciones democráticas, equitativas e inclusivas”, agregó Hobbs.

Arturo Gómez, coordinador de Somos Mayfair explicó que la participación de la gente en las marchas es como la ola del mar. “Hay altas y hay bajas y en estos momentos estamos pasando en la ola más baja. Estoy convencido que vamos a pasar esta etapa y nuevamente nos tenemos que unir y combatir el temor que nos ha atrapado”, dijo.

Por otro lado, Iselia Ortiz, estudiante del Colegio Comunitario de Evergreen y defensora del Dream Act explicó que su presencia en las marchas se debe al apoyo y al respeto por todas aquellas personas que hacen sacrificios y que pasan obstáculos como indocumentados.

“No debe existir la desigualdad en el trato de las personas, aquí y en todas partes todos debemos ser tratados iguales”, expresó la joven estudiante.

La marcha a diferencia de otras en el Área de la Bahía se desarrolló de manera pacífica, ordenada y concluyó con un micrófono abierto en el municipio de San José, para que todos los asistentes pudieran levantar su voz.

Más: ElMensajero.com