Acorralan cuentas a un exfuncionario

Javier Villarreal es centro de escándalo de corrupción

MÉXICO, D.F.-Una camioneta sin placa delantera que se paseaba a sus anchas por las carreteras del condado de Smith, Texas, fue el inicio de una averiguación que ya exhibe al extesorero del estado de Coahuila, Javier Villarreal, de 41 años, como el centro de un escándalo de corrupción y endeudamiento.

La fiscalía texana confiscó ocho cheques depositados a JP Morgan que sumaron hasta ahora 6.5 millones de dólares luego de que Villarreal fue detenido el pasado 1 de febrero a bordo de una camioneta Mercedes Benz, junto con su esposa Teresa Botello y su cuñado Osvaldo Coronado, quienes portaban una escopeta y 67 mil dólares.

En México, el exfuncionario durante la administración de Humberto Moreira (2005-2011) es buscado por falsificar documentos para solicitar créditos por 22 millones de dólares en los bancos Santader y del Bajío para financiar al gobierno de Coahuila.

El excesivo endeudamiento en la entidad costó el puesto a Moreira como presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el año pasado, cuando se perfilaba como uno de los ideólogos de la campaña de Enrique Peña Nieto, quien desde ese tiempo encabezaba las encuestas.

El escándalo ha repercutido en la contienda política. La aspirante presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, ligó la corrupción denunciada en la entidad con el financiamiento de la campaña de Peña y se comprometió a llevar a la cárcel a todos los políticos corruptos, si gana la presidencia.

El candidato de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el caso de Javier Villarreal Hernández, extesorero del Gobierno de Humberto Moreira, es similar a lo que sucede en varios estados del país, aunque no especificó cuáles.

En Texas, el vocero de la fiscalía, Tom Kelly, dijo a medios locales que el extesorero de Coahuila es buscado por lavado de dinero que habría invertido en Estados Unidos de manera personal aun cuando podrían proceder de las arcas públicas del estado mexicano o de presuntos vínculos con una organización criminal organizada.

Entre los bienes que pretenden decomisar las autoridades norteamericanas se encuentran una plaza comercial en San Antonio; locales comerciales y casas en el sur del valle texano. El valor aproximado es de 20 millones de dólares.

“Vamos a dar colaboración si la requieren”, dijo Miguel Ángel Solís, el secretario de Gobierno del estado de Coahuila, entidad que ahora encabeza Rubén Moreira, hermano del exgobernador Humberto.

Villarreal se encuentra prófugo de la justicia. Después del percance de tránsito por la falta de la placa en el auto en Texas, el 8 de febrero, la procuraduría estatal concedió una orden de reaprehensión contra el extesorero, pero este interpuso un recurso legal de amparo.