Olga Tañón regresa a prender NY y luego estrena “reality show”

El sábado se presenta en concierto en el Lehman Center for the Performing Arts, en El Bronx

Nueva York, 8 de Mayo – La cantante puertorriqueña Olga Tañón, una de las artistas latinas más activas en las redes sociales y quien estudia una propuesta para tener su primer “reality show”, regresa esta semana a Nueva York para ofrecer un concierto.

Tañón, que se presentará el sábado en el Lehman Center for the Performing Arts en condado de El Bronx, dijo hoy a Efe que aún evalúa la oferta de una cadena de televisión en EE.UU., la cual prefirió no identificar, para tener su primer “reality show” en su hogar.

No obstante, debido a que quiere proteger a sus hijos Gabriela, Indiana Noa e Ian Nair, insistió en que no permitirá que se creen situaciones que les puedan afectar, “sólo por un rating o, por dinero que no necesito” y agregó que ha pedido a la empresa que se cumplan ciertas condiciones.

“Todavía estamos considerando (la oferta). Yo no voy a permitir que se creen controversias que no existen en mi familia”, indicó Tañón, que el sábado interpretará los temas preferidos del público como “Es mentiroso”, “Bandolero” y “Basta ya”, pero también sus más recientes como “Todo lo que sube baja”, que se ha colocado en los primeros lugares de las listas de popularidad.

Tañón compartirá el escenario con el comediante Mike Torres.

“Si ellos están dispuestos a hacer un reality, no como Olga Tañón se ve en la tarima, sino como me levanto, que me pongo una cinta (en el cabello) con el moño to’regao a atender a mis hijos, a hacerles desayuno y llevarlos a la escuela, está bien”, señaló además a Efe “la mujer de fuego”.

La propuesta para el “reality show” surgió luego de que una compañía en EE.UU. realizara una investigación que arrojó que al público le interesa conocer la vida de la puertorriqueña, de lo que dice estar aún sorprendida.

Explicó que se hicieron grabaciones de prueba para el programa que fueron enviadas a la compañía pero, “ellos pidieron un poquito más de acción en cuanto a la problemática de familia, que no las hay y no las puedo crear”.

Destacó que no permitirá que una situación creada ponga nerviosa a su hija Gabriela y recordó que “es una niña especial”, al referirse a que ésta, quien hoy cumple 16 años, fue diagnosticada con una rara enfermedad en la sangre conocida como el “Síndrome de Sebastián”.

Tañón, una de las artistas latinas con más seguidores en las redes sociales, considera que éstas son “la mejor manera” de comunicarse con su público y de poder aclarar malentendidos.

“Cuando yo empecé no había nada de eso. Hoy voy a darle las gracias a tanta gente que desde la madrugada me están escribiendo ‘feliz cumpleaños a Gabriela’. Eso es bello. Ya son como una familia”, indicó la artista, que no ocultaba su felicidad por el cumpleaños de su hija y porque hace dos días se ha preparado algo de comer, bajo su supervisión.

“La meta es independizar a Gabriela con supervisión. Mi esposo, que ha sido clave en el desarrollo de ella, y mis hijos la motivamos. Seguirá adelante con la ayuda de Dios”, sostuvo.

Agregó que su hija quiere ser veterinaria “y aunque quizás la universidad no se da, ella va a lograr trabajar en su finca, cuidar animales, hacer lo que ella ama y por eso vamos a luchar”.

Luego de su presentación en Nueva York, continuará con conciertos en las ciudades de Orlando y Jackson, en Florida, antes de viajar a Costa Rica y volver a Perú, una plaza que ha conquistado recientemente.

Además, se reunirá con el también cantante puertorriqueño Elvis Crespo para componer temas para su próximo disco, que espera tener listo en diciembre o enero de 2013.

Agregó que su nuevo proyecto estará precedido por varios temas en la radio como “Sola”, al que le siguió “Todo lo que sube baja” y el que se escuchará próximamente “Pura sabrosura”, de su autoría y música y arreglos del dominicano Richard Marcell.

Tañón destacó que desde que supo que es disléxica pudo comprender y superar la vergüenza que sentía cuando escribía “porque pones cosas donde no van”.

“Hace mucho tiempo escribía pero rompía las composiciones porque no sabía que era disléxica, me daba vergüenza, hasta que un amigo me recomendó que no lo hiciera. Luego de eso surgieron temas como ‘Bandolero'”, finalizó.