Federer no cede corona madrileña

El suizo se titula por tercera vez en el Master de Madrid; le acompaña Serena
Federer no cede corona madrileña
Serena Williams celebra luego de dar cuenta de Azarenka.
Foto: AP

MADRID, España (AP).- El suizo Roger Federer se recuperó de un primer set perdido para vencer ayer al checo Tomas Berdych con parciales de 3-6, 7-5 y 7-5 y ganar el Masters de Madrid por tercera ocasión.

Mientras que sus colegas Novak Djokovic, serbio, y el español Rafael Nadal atribuyeron sus eliminaciones tempranas a la nueva cancha de polvo de arcilla azul, Federer tuvo que repuntar contra un adversario que lo había derrotado en tres de sus últimos cinco enfrentamientos.

“Es estupendo ganar aquí nuevamente”, dijo Federer. “Ha sido un torneo duro. Difícil para moverse, pero uno debe tratar de sacar el mayor provecho de ello. Hubo aquí algo de buen tenis y algo de mal tenis, pero eso se ve en todos los torneos”, señaló.

Berdych tuvo 14 golpes ganadores y sólo cometió dos errores no forzados en un dominador primer set.

Sin embargo, Federer finalmente encontró su juego terrestre y rompió en dos ocasiones el servicio de Berdych para igualar el marcador y forzar un tercer set decisivo, en el que aseguró la victoria después de que Berdych había salvado tres puntos para campeonato.

Federer, quien ganó aquí en 2006 y 2009, salvó dos puntos para set antes de que Berdych asegurara el primero con un gran servicio que el astro suizo sólo pudo estrellar en la red.

Federer continuó teniendo problemas con sus devoluciones, pero el ganador de 16 torneos de Grand Slam niveló el enfrentamiento rompiendo dos veces el servicio de su adversario en el segundo set, incluido cuando Berdych registró una doble falta en punto para set.

“Fue un torneo duro y un emparejamiento brutal. Tomas jugó muy bien”, dijo Federer. “Estoy seguro que nos volveremos a ver en muchas otras ocasiones y serán enfrentamientos de calidad como éste”, añadió.

Berdych, quien tuvo la iniciativa durante la mayor parte del match, se volvió errático al aumentar la presión en el set decisivo.

Con el servicio para enviar el enfrentamiento a muerte súbita, se puso abajo 0-40 y después logró empatar el puntaje, sólo para estrellar en la red su última volea para terminar el match en sólo poco más de dos horas y media.

“Quiero felicitar a Roger. Mostró que realmente es el astro”, dijo Berdych.

En la rama femenil, la estadounidense Serena Williams superó con facilidad a la bielorrusa Victoria Azarenka -primera en la clasificación mundial- por 6-1, 6-3 para obtener el título.

En un enfrentamiento entre las jugadoras de mayor poder en la gira, Williams aplastó a Azarenka con un gran servicio y devoluciones feroces para ganar los cuatro primeros juegos, y nunca se vio en riesgo.

Williams registró 14 servicios as en su camino a vengar la única derrota ante Azarenka en sus seis encuentros previos, tras caer ante ella en la final de la edición 2009 del torneo de Miami.

Fue el título número 41 de Williams, de 30 años, y segundo de la temporada para continuar invicta en sus últimos 13 enfrentamientos sobre arcilla.

La derrota terminó la cadena victoriosa de Azarenka, que ganó los últimos cuatro torneos en que participó.

“Aún lo puedo hacer mejor”, respondió Williams cuando se le preguntó si había conseguido su mejor forma tras su regreso de una ausencia de un año debido a enfermedad.

“Esto es realmente bueno. He estado trabajando duro. Tuve algunas batallas difíciles y circunstancias realmente desafortunadas, así que realmente amo esto”, señaló.

Williams rompió el primer servicio de Azarenka cuando la ganadora del Abierto de Australia no pudo manejar su poderosa devolución.

El fuerte inicio de Williams sacudió a Azarenka y ésta cometió tres dobles faltas para ceder su servicio nuevamente y quedar con desventaja de 3-0.

La azorada Azarenka estrelló en la red una devolución de derecha después de que Williams había caído en la superficie resbaladiza dejando toda la cancha abierta.

Luego la bielorrusa tuvo otra doble falta para sellar un desastroso primer set.