Haga su propio testamento

Algunos consejos para distribuir sus bienes al momento de morir
Haga su propio testamento
Si no deja un testamento, sus bienes serán regidos de acuerdo a las leyes del estado donde reside y su patrimonio podría ser repartido de una manera diferente a su última voluntad.
Foto: Archivo / EDLP

Nueva York.- Redactar un testamento no es tan difícil como muchas personas creen, según el escritor Mark Warda, quien de una manera sencilla explica en su libro “Cómo hacer su propio testamento” maneras fáciles de redactar sus deseos para después de la muerte sin la intervención de un abogado.

Un testamento protegerá legalmente a su familia y puede evitar confusiones después de su fallecimiento. En el testamento, usted deja por escrito como su familia dispondrá de sus propiedades.

Si no tiene un testamento al morir, sus bienes serán regidos de acuerdo a las leyes del estado donde reside y su patrimonio podría ser repartido de una manera diferente a su última voluntad.

Lo que debe saber

Al redactar un testamento tenga en cuenta las siguientes reglas:

En la mayoría de los estados, la persona debe ser mayor de 18 años, gozar de salud mental y estar en su sano juicio, el testamento debe ser escrito de manera sencilla.

Además debe elegir un albacea para que haga cumplir su testamento y se asegure que su herencia sea distribuida de acuerdo con sus deseos. Un albacea es la persona responsable de administrar su herencia cuando usted muere. Los deberes de esta persona incluyen: Llevar el inventario de sus propiedades y pertenencias, tasar y distribuir los bienes, pagar impuestos y liquidar sus deudas.

De acuerdo a la página online del gobierno de Estados Unidos, no es necesario legalizar, ni inscribir su testamento, pero hacerlo podría protegerlo contra demanda sobre su validez.

Para que sea válido, usted debe firmar el testamento en presencia de al menos tres testigos

Después de redactar el testamento, es aconsejable revisarlo periódicamente con el fin de realizar cambios en caso que el valor de sus bienes aumente, si tiene un hijo, si se casa o se divorcia, si se muda a otro estado, si uno de los herederos fallece, si las leyes que afectan su herencia cambian y si el albacea de su testamento fallece o queda incapacitado.

En las papelerías venden un formulario sobre testamento que usted puede modificar de acuerdo a sus deseos, recuerde que debe llevar la firma de tres testigos.

A pesar de las útiles sugerencias de Warda, la página oficial en español del gobierno de Estados Unidos aconseja buscar asesoría legal porque la ley de herencias varía en cada estado.