Reclama lo que podría ser tuyo sin saberlo

Reclama lo que podría ser tuyo sin saberlo
Solicita tu informe de crédito sin costo alguno y revísalo bien.
Foto: Photos.com

Quizás pienses que nadie deja de reclamar lo que le pertenece, pero te equivocas. Cada año, el Gobierno y distintas organizaciones estatales se embolsillan más de 39 mil millones de dólares que los ciudadanos no reclamaron. Sin embargo, están en una dependencia estatal o federal esperando que alguien los reclame. La National Association of Unclaimed Property Administrators (NAUPA) se dedica a ayudar a las personas para que no cometan ese error.

Por ejemplo, cualquier dinero que te toque por un seguro de vida, una devolución fiscal o una herencia, pasará a ser propiedad del Gobierno de EEUU si no lo reclamas en un plazo que va de tres a cinco años (este período varía según las leyes de cada estado). Para saber si tú estás en ese caso, en http://www.MissingMoney.com hay una base de datos con información de 40 estados que puedes consultar gratuitamente. Para empezar la búsqueda, sólo tienes que poner tu nombre, tu apellido y el estado donde resides. Otra fuente de información, que abarca todos los estados, es http://www.unclaimed.org, el buscador de la NAUPA.

Si tú o alguien de tu familia tenía un plan de pensión con una compañía que se declaró en bancarrota o fue comprada por otra, podrías ser elegible para recibir dinero de la Pension Benefits Guaranty Corporation (PBGC). En http://search.pbgc.gov/mp podrás verificar si ese es tu caso. Algunas veces las personas pierden el rastro de los beneficios que obtuvieron cuando trabajaron con sus antiguos empleadores. La PBGC les ayuda a encontrar ese dinero de su retiro que ellos no saben cómo localizar.

Súbete en la máquina del tiempo y mira hacia atrás. Si descubres que un reembolso estatal no te llegó, contacta a la oficina correspondiente y haz el reclamo. Si se trata de un reembolso federal, vea a http://www.irs.gov y, en la columna de la izquierda, haz clic donde dice Where is my refund? En los casos en que el cheque no rebotó al IRS, tendrás que llenar la fórmula 3911 para que el Tío Sam te haga llegar el dinero que te corresponde.

Según el Departamento del Tesoro, actualmente 15 mil millones de dólares en bonos de ahorro han madurado sin que sus dueños los hayan reclamado. Por el momento, es imposible ir al Departamento del Tesoro de tu estado para ver si una parte de ese dinero te corresponde a ti, pero ya se está tratando de modificar la legislación para que eso se permita. Mientras tanto, consulta la información disponible en http://www.TreasuryHunt.com, identificándote con tu número de seguro social.

Si eres veterano, deseas estudiar o hacer un entrenamiento laboral, estás en proceso de adoptar un niño o tu vivienda fue dañada en un desastre, puedes recibir beneficios especiales del Gobierno y de los estados. Para saber qué ayudas hay disponibles y poder solicitarlas, infórmate en http://www.govbenefits.gov

Informe de crédito gratis

Si quieres saber cómo esta tu crédito, te intriga conocer tu puntaje o sospechas que alguien está robando tu identidad… hay una forma de saber todo esto, completamente GRATIS. Las tres compañías de informes de crédito del país -Equifax, Experian, y TransUnion- tienen un sitio en Internet, una línea telefónica de acceso gratuito y un domicilio postal centralizados a través de los cuales puedes solicitar tu informe de crédito anual sin costo alguno. Para solicitar tú informe de crédito anual gratuito:

– Escribe cuidadosamente annualcreditreport.com en tu barra de navegación o ve al sitio de la FTC (Federal Trade Commission), donde encontrarás un enlace con el sitio oficial.

– Cuando hayas completado cierta información que se te solicitará en annualcreditreport.com serás redirigido a las páginas individuales operadas por las tres compañías de informes de los consumidores del país.

– Una vez en ellas, es posible que encuentres ofrecimientos para comprar productos o servicios adicionales (como, por ejemplo, calificaciones o monitores de crédito), pero no estás obligado a comprar ningún producto o servicio para obtener tu informe de crédito gratuito anual.

Para solicitar tu informe a annualcreditreport.com, debes:

Proporcionar tu nombre, domicilio, número de Seguro Social y fecha de nacimiento.

Si te has mudado durante los dos últimos dos años, es posible que tengas que proveer tu domicilio previo.

Para mantener la seguridad de tu registro, cada compañía puede pedirte algún otro dato que solamente tú conozcas, como, por ejemplo, el monto del pago mensual de tu hipoteca.

Cada una puede solicitarte diferentes datos, ya que la información contenida en tu registro puede provenir de diversas fuentes.

También puedes pedir tu informe llamando a la línea gratuita 1(877) 322-8228, o enviando por correo el formulario de solicitud a: Annual Credit Report Request Service, P.O. Box 105281, Atlanta, GA 30348-5281. La solicitud debe hacerse en inglés.

Hay varios otros portales que dicen ofrecer “informes de créditos gratuitos”, “puntuaciones de crédito gratuitas” o “monitoreo de crédito gratuito”. Pero no forman parte del programa oficial de informe de crédito anual gratuito. Además, en algunos casos, el producto “sin costo” viene con algunas “trampas” escondidas. Por ejemplo, algunos te inscriben para recibir un servicio supuestamente “gratuito” que se convertirá en algo que tendrás que pagar cuando expire el período de prueba. Si no cancelas el servicio durante ese tiempo, puedes estar dando tu consentimiento para que la compañía comience a cobrar cargos de tu tarjeta de crédito.

Si recibes un email o aparece en tu pantalla un pop-up que dice provenir de annualcreditreport.com o de Equifax, Experian o TransUnion, no respondas ni hagas clic en los enlaces incluidos en los mensajes. Probablemente se trate de una estafa. Desde el sitio annualcreditreport.com nunca se te enviarán ofrecimientos por correo electrónico para que solicites tu informe de crédito anual gratuito. Tampoco se utilizarán anuncios del tipo pop-up ni tampoco te llamarán por teléfono para pedirte información personal. Si recibes algún mensaje de este tipo, reenvíalo a la base de datos de mensajes engañosos (mejor conocidos como spam) de la FTC: spam@uce.gov.