Romney alcanza a Obama en recaudación de fondos

Romney alcanza a Obama en recaudación de fondos
Foto: EFE

Washington/EFE — Mitt Romney, el más que probable rival republicano de Barack Obama en las elecciones de noviembre, consiguió en abril situarse a la altura del presidente en fondos recaudados, según datos de ambas campañas publicados hoy.

Romney, ex gobernador de Massachusetts, parece haberse puesto al nivel de Obama tanto en intención de voto como en fondos recaudados para su campaña, al conseguir en el mes de abril 40,1 millones de dólares, ligeramente por debajo de los 43,6 millones del presidente.

Las contribuciones a nombre de Romney se dispararon en abril tras haber sumado 12,6 millones en marzo.

Aunque Obama le ha llevado la delantera en recaudación de fondos en lo que va de año, Romney cuenta con el apoyo de los polémicos grupos independientes conocidos como Super PAC, que no están sujetos a límites de fondos por la ley electoral y no cuentan en el cómputo del candidato, aunque estas organizaciones simpatizan con ellos.

La campaña de Romney cuenta con unos 61,4 millones de dólares en efectivo, pero, según el diario “Politico”, si se suman los fondos de los super PAC favorables a él, ha acumulado hasta 402 millones de dólares.

Obama lleva la delantera en el dinero disponible directamente a nombre de su campaña con 147 millones de dólares, y si se suma el apoyo de su único super PAC, cuenta con 304 millones de dólares.

El baile de números para pagar anuncios, publicidad exterior o eventos de campaña podría llegar según se aproxima la fecha de las elecciones a los 800 millones de dólares para Romney, y los 750 millones para Obama.

Como las últimas encuestas además dan un empate técnico en intención de voto entre Obama y Romney, contar con un buen dinero de campaña puede ser clave para desacreditar al rival o exponer sus fallos.

El aspirante republicano, que ha visto como todos sus rivales se han apartado de la campaña, puede acumular mañana en las primarias de Arkansas y Kentucky un importante número de delegados y situarse a tiro de piedra de los 1.144 que necesita para proclamarse automáticamente rival oficial de Obama en las presidenciales de noviembre próximo.