El millonésimo aparato reciclado

Es parte del programa de reciclaje de electrodomésticos, que busca ahorrar energía y proteger al medio ambiente.
El  millonésimo aparato reciclado
En el verano es cuando la gente más se deshace de sus viejas refrigeradoras.
Foto: by J. Emilio Flores / La Opinion

La compañía de suministro de electricidad Edison del Sur de California (SCE), celebró ayer la trituración del millonésimo refrigerador, parte del programa de reciclaje de electrodomésticos, que busca ahorrar energía y proteger al medio ambiente.

El refrigerador es el electrodoméstico que más energía consume, especialmente si ya tiene varios años, o si está en un ambiente caluroso como el garaje de una casa. Se calcula que un refrigerador construido antes de 1993 consume el doble de electricidad que uno que lleva el logo de Energy Star.

Jared Blumenfeld, Administrador regional de la Agencia de Protección Ambiental EPA, explicó que la agencia tiene un programa de eliminación responsable de electrodomésticos, RAD, en el que participan compañías de suministro de energía como SCE.

El fin de dicho programa es reducir la emisión de gases de efecto invernadero, evitar la propagación de químicos nocivos entre en el ambiente y proteger la capa de ozono. Por medio de este programa, SCE recoge gratuitamente los viejos refrigeradores de sus usuarios y les paga 35 dólares por electrodoméstico. Las neveras luego son transportadas a la compañía de reciclado ARCA, donde son desmanteladas y recicladas.

“Prácticamente el 98% de los componentes de un refrigerador se pueden reciclar”, dijo Jeff Woloz, Gerente General de ARCA. “Los usuarios que cambian sus refrigeradores viejos por uno más eficiente ahorran por lo menos 100 dólares al año en sus cuentas de electricidad”, señaló.

Lynda Ziegler, Vicepresidente Ejecutiva de Suministro Eléctrico de SCE, explicó la importancia de que que SCE haya reciclado un millón de aparatos desde que comenzó con el programa , en 1994.

“Reciclar un millón de viejas e ineficientes neveras significa un ahorro de 7,900 millones de horas-kilovatio de electricidad, el equivalente a haber plantado 140 millones de árboles o abastecer energía a 1.1 millones de hogares en el sur de California durante un año”, dijo. “Esto representa alrededor de 1,000 millones de dólares en ahorros energéticos para los usuarios de SCE”.

“El segundo refrigerador que muchas familias tienen en su garaje podría estar costándoles entre 200 y 300 dólares extra por año en electricidad”, agregó Gene Rodrigues, Director de Eficiencia Eléctrica y Energía Solar de SCE.

En California aún es legal tirar la vieja nevera al basurero, explicó Blumenfeld, pero al hacerlo se están emitendo sustancias nocivas como dióxido de carbono y causando aun más daño a la capa de ozono. Blumenfeld señaló que el programa RAD ya ha evitado la emisión de 177,000 libras de sustancias nocivas al medio ambiente y de unos 3.9 millones métricos de toneladas de dióxido de carbono, el equivalente a haber retirado de circulación unos 760,000 automóviles.

El reciclado de un refrigerador lleva de comienzo a fin alrededor de una hora, explicó Woloz. El electrodoméstico pasa por máquinas cortadoras y trituradoras que desmantelan cada una de sus partes. “Como reciclamos casi la nevera entera, nuestros botes de basura son muy pequeños y los contenedores de reciclaje más del doble de tamaño”, señaló. Durante el verano, cuando la gente más se deshace de sus viejas refrigeradoras, ARCA recicla aproximadamente 500 aparatos por día.

Fotogalería Reciclan un millón:

?>