Sí a la Proposición 28

Sí a la Proposición 28

California lleva más de dos décadas estableciendo un límite a la cantidad de tiempo que un legislador estatal puede estar en Sacramento. La idea sigue siendo buena, pero necesita un reajuste, como el que propone la Proposición 28, para que de los resultados esperados.

En 1990 los californianos se volcaron a favor de la Proposición 140 hastiados por la actitud de algunos legisladores que permanecían en la legislatura por tiempo indefinido, dando la impresión de tener una agenda propia desconectada del sentir de los votantes. Para ello se impuso un límite máximo de tiempo de 14 años, que podían ser divididos en seis años en la Asamblea y ocho años en el Senado estatal.

Luego de 20 años, el resultado de esta propuesta se puede asegurar que no dio el resultado esperado. La reacción al exceso de permanencia de los legisladores en su puesto, condujo a que ahora estén demasiado poco tiempo en cada cámara.

Cuando un legislador obtiene el conocimiento para manejarse y ser eficiente, por ejemplo, en la Asamblea, ya está a punto de terminar su período en ese recinto. Esto le da un poder desmesurado a los asesores legislativos que pasan de legislador a legislador y a los cabilderos que también tiene presencia permanente.

Por otro lado, el sistema actual que divide los 14 años entre dos cámaras alienta al legislador a planear desde el primer día en Sacramento, como lograr el salto de un recinto a otro, en vez de atender las preocupaciones de los votantes que lo enviaron al Capitolio.

La Proposición 28 corrige estos dos problemas, al mismo tiempo que mantiene el espíritu de la Proposición 140 de limitar el tiempo de los legisladores en Sacramento. Por un lado, recorta aún más el tiempo que pueden estar los legisladores en el Capitolio de 14 a 12 años; mientras que por el otro, permite al legislador quedarse todo ese período en la Asamblea o en el Senado estatal. De esta manera, se reduce la permanencia y se amplía la posibilidad que el legislador pueda ser más eficiente en su función al darle mas tiempo y evita la distracción de buscar y prepararse para el próximo cargo electivo en la otra cámara del Capitolio.

Creemos que la mejor manera de defender el principio de establecer límites al período legislativo es respaldando esta iniciativa que mejora la idea original. ¡Vote sí en la Proposición 28!

?>